Consejos para que la lluvia dorada no sea un desastre

Abordemos temas peliagudos: la lluvia dorada. No, no a todo el mundo le gusta, como no a todo el mundo le gusta comerse un plato de riñones encebollados. Pero hay a quien sí, es más, a pesar del gran tabú que existe en torno a esta práctica sexual, está más extendida de lo que puede pensarse: o dicho de otra forma, sí, a tu vecino/a puede que le guste y la practique de cuando en cuando…De hecho, algunos profesionales dicen que con esto pasará como con el sexo anal: que dentro de un tiempo, más corto que largo, dejará de ser tabú.

Así que pongámonos a ello y hablemos sin tapujos de orinar a tu pareja como una práctica sexual más (o de ser orinado/a, según el papel que escojas). Ahí van una serie de consejos, algunos muy prácticos, para que si es tu primera lluvia dorada, la experiencia te deje buen sabor de boca:

Primero, hablemos de ello: puede que a ti te ponga como una moto el hecho de pensar que tu pareja te orine (o que tú le orines a él/ella), pero a lo mejor al otro/a no le gusta. Así que, como cualquier deseo y fantasía, hablémoslo. Solo así descubrirás si la otra parte está dispuesta a hacerlo o no. Y si no le apetece lo más mínimo, pues llegad a un acuerdo sobre otras prácticas, porque se trata de sexo libre y que excite a ambos.

Gold Glittering Bokeh Glamour Abstract Background

Vayamos poco a poco: es tu primera lluvia dorada, así que no es necesario quemar etapas de golpe y que te tragues la orina de tu compañero/a. Es más, convendría abordar también este paso: ¿estás dispuesto a ello? ¿te apetece realmente? Que te meen encima no tiene nada de malo, es completamente inocuo (más allá de mojar las sábanas o la superficie donde te encuentres), pero no hay que olvidar que el pis es un desecho del organismo y que en ella pueden viajar bacterias. Así que para evitar el contagio de enfermedades, mejor evítalo.

– Si te raya mucho el hecho de manchar las sábanas y que pueda calar el colchón, una posibilidad es hacerlo en la ducha/bañera: además, con el agua, tendrás menos sensación de que pueda resultarte algo “sucio”.

Ojo con el olor del pis: te podemos asegurar que a nadie, lo repetimos, A NADIE le apetece que le orinen encima si quien lo hace se ha metido una ración de espárragos entre pecho y espalda previamente. ¿Te suena esto de los espárragos, verdad? Que sí, que son muy sanos y muy diuréticos, pero madre mía que olor de pis dejan.. Así que evita este alimento si no quieres que sea la primera y última lluvia dorada de tu vida (con esa persona al menos). También hay otros alimentos que deberías evitar: las comidas picantes, el ajo, carnes fuertes, adobos… Es mejor tomar alimentos suaves, incluso frutas, como la piña. Beber mucha agua también ayuda a que el pis sea más “limpio”.

Si lo vais a hacer en la cama, prevé unos plásticos para no calar el colchón y unas toallas. Unas toallitas tampoco están de más.

– ¿Cuáles son los lugares preferidos de los hombres para recibir la orina? El pecho y también, los genitales. La espalda también les mola. A las mujeres también les suele gustar el pecho. Un consejo: evita la cara, sobre todo si es la primera vez.

– Si quieres potenciar las sensaciones de la experiencia, véndale los ojos. La práctica será mucho más excitante.

Click aquí para cancelar la respuesta.