Consejos para hacer un trío entre chicas

“Comienza a besarte el cuello, notas su aliento rozándote la piel y te excitas al sentir sus labios acercándose a tu boca. Empiezas a saborear su lengua mientras metes tu mano por debajo de su camiseta, estáis empezando a estar muy calientes. Sientes como su cuerpo se arrima a ti mientras otros labios comienzan a besarte la nuca y otras manos empiezan a desnudarte”. Admítelo. Has fantaseado con hacer un trío y lo sabes. Es algo tabú y quizá tu primer pensamiento sea “si ya es difícil dar placer a una mujer, ¡imagínate a dos!”.

Pero huyendo del tópico de que las mujeres somos complicadas de satisfacer en la cama (y en otros muchos aspectos), el sexo a tres bandas es una fantasía que merece hacerse realidad.

¿Quién empieza?
Pues la que se atreva antes. El primer paso siempre es el más difícil, pero una vez dado, todo va sobre ruedas. Puedes empezar con unas caricias que cada vez sean más sensuales e ir calentándoos poco a poco o puedes ir al lío y lanzarte directamente sobre alguna de las dos. Hay tantas posibilidades como colores es la gama de Pantone.

¿Cómo nos desnudamos?
Dependerá de si estáis en modo fogosas o preferís deleitaros con cada paso. Arrancarse la camisa a lo Camarón o hacer un striptease a lo Nueve semanas y media, desnudarte a ti misma en un arrebato de pasión o que os vayáis desnudando las unas a las otras, llenando el suelo de camisetas, pantalones y lencería de camino a la cama. Seguro que has fantaseado en cómo hacerlo, aprovecha y ponlo en práctica.

Girlfriends on the beach

¿Cómo nos apañamos en la cama?
Obviamente tendrás que currarte un poco más el apartado posturas en la cama que cuando estáis solo dos. Requiere de un poco más de maña e imaginación. Pero por si la imaginación te escasea, aquí van algunas ideas:

Cunnilingus menage à trois o 969 (patente en trámite): consistiría en tumbaros las tres de tal manera que cada una practique sexo oral a otra, como en una especie de rueda del placer oral. De nada.

Sentadas: una puede apoyarse en el respaldo de la cama y otra sentarse apoyada sobre ella. La tercera podrá jugar con el sexo oral o con sus dedos a darle placer a la que estará en el medio, mientras que la que está apoyada en el cabecero podrá estimularla también.

Doggystyle mejorado: si eres amante de ponerte a cuatro patas, ésta te encantará. Mientras una está a cuatro patas, será penetrada por detrás por una de las dos, bien sea con los dedos o con un arnés, vaginal o anal, y practicará sexo oral a la otra. Sublime.

Penetración doble: si te gusta la penetración y disfrutas tanto del sexo vaginal como del anal, con un par de arneses o con un arnés y tus dedos, podréis gozar de lo lindo. Podréis hacerlo tumbadas o sentadas, echadle un poco de imaginación, no os voy a hacer yo todo el trabajo.

Penetración + sexo oral: otra opción con el arnés es que la que lo lleva se tumbe boca arriba. Otra se ponga a horcajadas sobre ella para ser penetrada. Y la tercera se pondrá sobre la cara de la que está tumbada para que le practique sexo oral. Las que estáis arriba mientras os podréis mirar, besar, tocar…

Y después de subir la temperatura de este verano unos grados más (como si fuera poco), prepárate para sudar de lo lindo. Ahora tienes excusa.

Click aquí para cancelar la respuesta.