Consejos de sexo lésbico.. para mujeres heteros

¿Te gustan los hombres pero alguna vez te has preguntado cómo sería besar a una mujer? ¿Te gustaría pasar de los hombres por una noche y deleitarte con el placer femenino? Quizá te hayas planteado estas preguntas pero no te hayas atrevido a dar el paso, bien por miedo o por vergüenza. Pero si Katy Perry le pudo cantar aquello de “He besado a una mujer y me ha gustado” pese a tener novio, cualquiera puede dar el paso. Eso sí, te damos algunos consejos para que la experiencia no sea un desastre.

El sexo lésbico es diferente
No puedes empezar a plantearte estar con una mujer partiendo de tu experiencia con el sexo con hombres porque te darás de bruces con un desastre épico. Las mujeres no interaccionamos igual que los hombres, no ligamos de la misma manera, ni nos hablamos igual, ni nos gustan las mismas cosas. Así que olvida todo lo que has aprendido hasta ahora, has pasado a ser la virgen del sexo lésbico y ahora toca ser la aprendiza de nuevo.

No echarás de menos la penetración
Es algo que muchas heteros piensan, que al estar con una mujer les faltará algo (un pene para ser más exactos) y que no podrán disfrutar de la penetración. Por un lado, reflexiona acerca de si la penetración es tu práctica favorita o si es algo que se espera que hagas; puede que con otras prácticas disfrutes lo mismo o más que con la penetración. Por otro lado, si lo echas mucho de menos, no hay nada como un buen arnés para darle a la penetración, con la ventaja de que no te quedarás con las ganas de seguir si tu pareja se corre antes que tú…

Lesbian Couple Together Indoors Concept

Abre la mente a nuevas sensaciones
El cuerpo de una mujer puede distar mucho del de un hombre y, precisamente, en esa diferencia puedes encontrar todo un filón. Descubrirás la suavidad de tocar a una mujer (que no te pinchen con la barba es un puntazo), la sensación de tocar un cuerpo que es igual que el tuyo pero a la vez diferente, el placer de tocar unas tetas que no son las tuyas o el subidón de hacer que una mujer se corra con tus habilidades.

Las dos sois mujeres… pero no disfrutáis de la misma manera
Es un tópico que suele pulular en el imaginario colectivo. Al compartir el mismo sexo, automáticamente sabes cómo hacer que se corra. Como he dicho anteriormente, eres una aprendiza y tienes que dejar que la otra persona te enseñe cómo hacerla gozar. No hay dos cuerpos iguales como tampoco hay solo una manera de hacer que alguien alcance el orgasmo. Disfruta de explorar, probar e intentar aprender de la persona con la que vas a compartir ese momento, ella te lo agradecerá.

Relájate… y disfruta
Olvídate de las dudas, de los nervios, de sentirte una novata pensando “A ver qué hago yo con esto” mientras tienes dos tetas entre tus manos. Relájate, déjate llevar, abre tu mente a otras posibilidades.
Pero, sobre todo, disfruta del momento.

Click aquí para cancelar la respuesta.