Cómo tener buen sexo en el coche (sí, es posible)

Con lo de hacerlo en el coche pasa como con la comida japonesa o las películas de Woody Allen: despierta furia y pasión a partes iguales. Encontraréis firmes defensores de los polvos sobre cuatro ruedas y otros a quienes les parece de lo más abominable, límite vulgar. Pero chicos, a veces sucede que no hay otro sitio más adecuado. Y también, puede ser un subidón de libido para parejas que ya llevan años juntas y necesitan salir de la rutina del dormitorio: no vamos a negarlo, hacerlo en el coche lleva el añadido de “es posible que nos pillen o que nos vean” y eso, confesemos, siempre da morbo. Así que hoy vamos a abordar el sexo en este habitáculo reducido y no pensado para las artes amatorias: se trata de pasarlo lo mejor posible dentro del vehículo, salir sin muchas rozaduras y relativamente airosos del encuentro sexual. Ahí van unos consejos:

– Da morbo que nos pillen, pero por favor, un poco de discreción: en muchas ciudades hay sitios en los que la gente va a retozar en el coche, pero aquí no hablamos de ir a exhibirse ni de un posible intercambio con otros, sino de echar un polvete en tu coche. Porque te apetece, porque te pone, porque ha surgido así, porque no hay otra… pon aquí lo que quieras. Así que, en estas circunstancias, primer consejo: busquemos un sitio relativamente privado, ajeno de multitudes. O sea, en un lateral del Paseo de la Castellana, no.

sexual activities in car at night

Mejor parte trasera que delantera: aunque todo depende de las intenciones. La parte delantera es más indicada para un polvo rápido. La trasera, por el contrario, es la más idónea para un encuentro amatorio más largo. No es que sea la suite de un hotel de lujo, pero algo más de espacio (y menos obstáculos) hay. Si estáis en un lugar apartado, tipo campo, con las puertas abiertas tendréis más libertad de movimientos.

Ojo con los movimientos bruscos: no, ella no quiere ver cómo su cara acaba aplastada contra el cristal de la ventanilla. O con las cervicales dañadas por incorporarnos con demasiado ímpetu en una postura… Hay que ser conscientes de que el espacio no nos permitirá llevar a cabo todas las posturas que se nos pasan por la cabeza.- Quizás sea mejor no explorar con las partes del coche como si fuesen juguetes sexuales: sí, puede que te haya puesto como  un torno imaginarte a tu chica metiéndose la palanca de cambios, pero mejor evitarlo (o utilizar otro tipo de juguetes más indicado). Primero, por higiene. Y segundo, porque puede hacerse daño.

– Aprovecha y pon música: siempre ayuda a crear ambiente.

– No desaproveches la parte exterior del coche (siempre y cuando, repetimos de nuevo, estéis en un lugar apartado) el capó o apoyarla a ella contra el mismo o contra las puertas para penetrarla mejor.

Llévate una crema para rozaduras: la tapicería del coche no está pensada para estos usos, así que, de los frotamientos, pueden aparecer rozadoras, sobre todo si tienes la piel delicada. Una crema para después de, no está de más.

– Y no, los preservativos no se tiran fuera ni se dejan en cualquier sitio: que no tengamos una papelera a mano no es excusa.

Click aquí para cancelar la respuesta.