¿Cómo sé si tengo una ETS?

Sí, todos sabemos que el SIDA , causado por la infección por virus de inmunodeficiencia humana (VIH) o incluso algunos tipos de cáncer,  relacionados con el virus del papiloma humano,  tienen que ver con el contagio a través de la relación sexual sin protección (vaginal, oral o anal, otro dato a tener en cuenta).  Pero, ¿conocemos realmente todas las enfermedades de transmisión sexual (ETS)? Para empezar, ni si quiera las citamos correctamente.

Actualmente  su nombre correcto es el de infecciones de transmisión genital (ITG), ya que se trata de una serie de infecciones que se transmiten entre personas, a través del contacto entre sus genitales y sus fluidos. Es por ello que se decidió cambiar su nombre, ya que se entiende que no en todas las prácticas sexuales hay contacto genital (como en el king out, por ejemplo), y por tanto, no en todas hay riesgo de contraer una enfermedad.

Para saber un poco más sobre las mismas, la sexóloga Penélope Alonso  aclara en primer lugar que “actualmente se consideran las infecciones más comunes el herpes genital, sífilis, gonorrea, VIH, VPH, clamidias y cándida”. En segundo lugar, al igual que ocurre en otras enfermedades, resulta clave saber reconocer los primeros síntomas o signos de alerta que nos deberían llevar a consultar con un especialista. “Cada persona conoce su cuerpo, y ante cualquier cambio estético en los genitales (rojeces, granos, heridas, verrugas, etc.) se debería de estar alerta”.

Happy Pants

Igualmente, la experta resalta que otros síntomas pueden ser “picores más o menos intensos en los genitales o en la zona, flujos vaginales de textura y olor diferentes a lo habitual (aunque ya sabemos que los diferentes momentos del ciclo menstrual provocan variaciones, pero no suelen ir acompañados de cambios bruscos en el olor, por ejemplo), secreciones purulentas en el pene, dolor intenso en las penetraciones, molestias en las eyaculaciones, etc.”  Otro dato interesante es que, si bien las ITG afectan por igual a hombres y a mujeres, es cierto que “en los hombres hay síntomas que no se manifiestan, por lo que pueden estar afectados, infectar y no saberlo”, así que hay que tener mucho cuidado con eso.

De hecho, Penélope Alonso también alerta de que “ no podemos perder de vista que hay algunas ITG que son asintomáticas , como es el caso del VIH”, por lo que es recomendable hacerse revisiones periódicas, o al menos hacerse las pruebas pertinentes en caso de haber tenido una relación sexual, sin haber utilizado métodos anticonceptivos barrera, principalmente preservativo masculino o femenino. Es por ello que la experta señala que “desde hace unos años existen servicios en los que se hacen pruebas rápidas de VIH y sífilis, aunque eso no implica que si hoy has tenido una práctica con riesgo de infección, mañana puedas descartar el haberte infectado con una de estas pruebas, ya que existe un período ventana  de 3 meses en el que la prueba no puede detectar los anticuerpos”.

Asimismo, informa de que en algunas Comunidades Autónomas “existen centros específicos de control de infecciones a los que se puede acudir en caso de duda”.

Click aquí para cancelar la respuesta.