Cómo medir correctamente el pene

Esta es una pregunta que todo varón se hace alguna vez en la vida. Y es que, pese a que, de cuando en cuando, surgen especialistas diciendo esa manida frase de que “el tamaño no importa”, hay algo en la mente del ser humano que se resiste a creerlo. Así que todo hombre, en algún momento de su vida, coge la cinta métrica o lo que tenga más a mano y procede a medirse el miembro con la esperanza de que alcanzará magnitudes de fantasía. La pregunta es, ¿cómo hay que hacerlo?, ¿vale cualquier método o hay alguno en especial que debe seguirse?

Bien, pues vamos a ello. Lo primero que hay que decir es que el pene ha de medirse por la parte superior. Sí, quizá esto ya te lo habías imaginado, ya que por abajo están los testículos que, bueno, pueden dificultar la labor. Así que vamos a centrarnos en la parte de arriba.

Lo siguiente es que se suele hacer en erección. Es evidente que también puede medirse en estado de flacidez pero, seamos sinceros, nos interesa que la medida sea lo más importante posible. Ojo con esto, porque cada erección es un mundo y depende del estado físico, la excitación del momento y mil factores más…

Man putting hand in underwear

Bien, vamos a ello: colocamos el pene en ángulo recto con la tripa y ponemos la cinta métrica o la regla apretando contra el hueso púbico. Hay que asegurarse de que estemos colocando el inicio justo en el hueso. Es posible que haya grasa (sí, los fofisanos también tienen pene) y haya una parte del pene oculta que también debe medirse. Por tanto, hasta el hueso.

A partir de ese punto desenrollamos la cinta métrica y llegamos hasta la punta del pene. Si no estamos circuncidados, habrá que retirar la piel para atrás con el fin de que la medición termine en el final del glande y no en el prepucio. Dicho de otro modo, pensemos en el prepucio como en el papel que un tupé puede jugar cuando estamos calculando nuestra altura. Esos centímetros extra son trampa.

Una vez que tengamos la cifra, ¿con qué debemos compararla? Los últimos estudios hablan de 13,24 centímetros en el caso del pene erecto y de 9,16 centímetros cuando está flácido. Todos los penes que estén dentro de esas medidas se consideran absolutamente normales.

Otro factor a tener en cuenta es el grosor del pene. ¿Cómo se calcula? Solo hay que coger la misma cinta métrica y colocarla alrededor del cuerpo del pene, más o menos en el punto medio. El valor estándar se sitúa en los 3,83 centímetros. Sabiendo esto, dejamos en vuestras manos lo de llamar a Teletienda para encargar un Jess Extender (sin olvidar lo que publicamos sobre este asunto)… Recordad que, a partir de siete centímetros, un pene puede funcionar con normalidad y que el órgano sexual más importante es el cerebro… En fin, no os damos más la barrila y os dejamos buscando tranquilamente un metro, que os vemos preocupados.

Click aquí para cancelar la respuesta.