Cómo elegir un buen sujetador

Rindámonos a la evidencia, muchas mujeres no sabemos escoger el sujetador que más nos conviene (algunos estudios incluso hablan de que un 70% no conoce su talla), y luego vienen las molestias al llevarlo, las señales en la piel, la flacidez que no perdona que, aunque responde a las leyes de la física, hay que decirlo claro: la calidad del sujetador también tiene que ver.

Además, solemos amontonar multitud de sujetadores, unos para diario y otros más sexies, pero a buen seguro siempre nos acabamos poniendo los mismos: los que nos resultan más cómodos. La función del sujetador es sostener y proteger el pecho y el escote, sin por ello dañar ni presionar. Considerando esto, ¿cómo elegir bien el sujetador? Marta Fernández, creadora de Pillow Bra, da unas cuantas claves:

– Lo primero, a la hora de comprar, hay que acudir a establecimientos especializados, que sepan de lo que hablan. Si por un casual lo adquieres online que sea porque conoces perfectamente ese modelo y esa marca. Si no estás segura, mejor evita hacer experimentos con gaseosa.

– “El ajuste de la banda de contorno tiene que ser a una altura media”, comenta. Es decir, que no quede a la altura de los omoplatos. En cuanto a la copa, “debe recoger el seno, manteniéndolo sin presiones, en su posición natural. No debe ser ni demasiado pequeña (que es un error muy frecuente), presionando el pecho y concentrando las mamas hacia el centro. Ni todo lo contrario, con las copas demasiado grandes que no recojan bien el pecho”, añade.

– Los tirantes deben ajustar debidamente sin que lleguen a clavarse en los hombros.

Unhooking a bra

– El aro puede ser más abierto o cerrado, dependiendo de tus senos. Un aro apropiado debe apoyarse sobre la caja torácica. Si se clava o pincha no es el adecuado.

– ¿Cuál es la talla correcta? “Prueba siempre la prenda antes de adquirirla, con frecuencia el volumen del pecho puede cambiar debido a varios factores. Además, no todos los fabricantes aplican el mismo sistema de medidas en los diseños”, dice. Así que regla de oro: probar antes de comprar. Y un consejo: evita comprarlos si tienes el periodo porque tus pechos estarán más hinchados (aparte de doloridos).

– Solemos simplificar diciendo que tenemos una 90 o una 95 de sujetador, pero esta numeración se corresponde solo al contorno del tórax. Para conocer nuestra talla correcta hay que saber la medida de la copa, o sea, el volumen del pecho propiamente dicho. Éste viene representado por las letras A, B, C, D…

Sujetadores para cada momento: No es lo mismo un sujetador para un vestido de noche que uno pre-mamá u otro para realizar una actividad deportiva. Así que ten en cuenta también la actividad que vayas a realizar con el mismo.

Click aquí para cancelar la respuesta.