¿Cómo decirle a tu pareja que debe mejorar su higiene?

Son vuestras primeras vacaciones juntos. Lo has imaginado  mil veces en tu cabeza y piensas que todo va a ser perfecto. Habéis escogido un lugar que os apetece mucho, un alojamiento con encanto, tenéis alguna excursión preparada y alguna sorpresa para las noches en la maleta. Lo que no contabas es que en su maleta no iba a ir todo lo necesario, como por ejemplo, el cepillo de dientes.

Las primeras vacaciones a veces también son la primera toma de contacto con la convivencia y las rutinas del otro. Y puede que las rutinas en cuanto a su higiene no sean las que te esperabas, algo que además se hace más preocupante con el calor del verano.

“Es común que por el roce de nuestras piernas se produzca sudoración en la zona genital, incluso en las zonas donde haya vello la sudoración puede ser mayor, pues como cualquier otra parte del cuerpo tienen que buscar el equilibrio térmico. No debemos olvidar que sudar es un mecanismo que nos ayuda a controlar los niveles de calor”, explica Leticia García, sexóloga en Sex & Mind .

dental health

Si bien sudar es natural, no asearse lo suficiente ya no lo es tanto, y puede suponer un contratiempo en vuestros escarceos amorosos. Por ejemplo de cara al sexo oral.

Así, si tu pareja no se asea tanto como quisieras, pero no sabes cómo tratar el tema sin que suponga vuestra primera discusión, la sexóloga aporta algunos consejos de comunicación.

“El primer paso es resaltar algo que te encante de tu pareja, para que el comentario posterior no le caiga como un jarro de agua fría”, aporta García.  No es importante solo lo que dices, sino cómo lo dices, por ejemplo, “que no quiere decir que él/ella no vaya asead@, pero te preguntas si le importaría cambiarse de camiseta, cambiarse de calcetines, lavarse los dientes después de comer…”

Otra idea es precisamente predicar con el ejemplo, o incluso hacer de los hábitos de higiene una forma de pasar un rato divertido, como hacer muecas en el espejo cuando os laváis los dientes juntos. O incluso ser algo más sutil y hacer algunas sugerencias del estilo “mira cariño qué camiseta más bonita, ¿por qué no te la pones?”; o algo como “he preparado la bañera, ¿nos duchamos juntos?”

También recuerda, que si se da el caso contrario, y es nuestra pareja la que nos llama la atención sobre este tema, “lo importante es la actitud que tomes frente al comentario en cuestión, puedes verlo como un ataque (que no lo es) o como un acto de confianza y una oportunidad de sacarte más partido. De ti depende el extraer lo bueno de la situación y disfrutar de ello o quedarte con ciertas creencias que te limiten llevándote a un enfado o una discusión, que al fin y al cabo no lleva a ninguna parte, más que a hacerte daño a ti y a tu pareja”.

Sin embargo, la sexóloga también recuerda que el olor corporal no siempre es un problema para todo el mundo, sino todo lo contrario. “Existen casos donde los amantes encuentran excitante que su pareja o ellos mismos suden durante el encuentro erótico, incluso el resbalar en sudor o las pequeñas gotas que puedan caer encima durante la actividad ayudan a aumentar la libido y por ende la pasión”.

Click aquí para cancelar la respuesta.