¿Cómo comportarse en una orgía?

¿Quién no ha soñado alguna vez con participar en una orgía? No es algo que se revele así como así a las primeras de cambio de manera pública. Incluso los más vergonzosos se lo callan a sus amigos. Pero, sin ninguna duda, siempre surge la curiosidad por participar en una de ellas cuando uno se sienta a ver una película porno que cuenta con una escena de estas características.

Otra cosa bien distinta es dar el paso. De la imaginación a la realidad hay un trecho. Y miedo, mucho miedo. O respeto. O vergüenza. ¿Cómo debe comportarse uno en una orgía? ¿Se puede notar que eres novato? Te resolvemos tus dudas.

Nervios

Lo primero que habrá que manejar antes de participar en una orgía, obviamente, son los nervios. No pasa nada si se nota que eres novato. No todo el mundo es un experimentado en orgías. Ser novato puede ser incluso un aliciente para darle morbo a otros participantes que quieran ser los primeros en iniciarte en ese mundo.

También es bueno tomarse una copa antes de acudir a la cita o incluso ya en el lugar elegido. De hecho, lo normal es que siempre haya algo para tomarse, relajarse y entrar en calor.

Mente abierta

Es muy importante tener una mente abierta. Una orgía es lugar para disfrutar al máximo del sexo. Dar rienda suelta a tus fantasías, a la tentación. Está bien eso de ser activo en tus relaciones, pero no estaría nada mal que en una orgía también intentaras ser penetrado. La sensación de penetrar a alguien a la vez que se es penetrado, es realmente placentera. En una orgía no se puede ser egoísta. No se acude simplemente a recibir placer sino también a darlo.

Sexual fantasies

Límites

No obstante, recuerda que tú decides hasta donde quieres llegar. No puedes sentirte obligado a hacer algo o que alguien te obligue a hacerlo porque en ese momento dejas de disfrutar. Por eso es importante que antes de comenzar la orgia, todos conozcan los gustos de los demás. Quiénes son los activos, quiénes los versátiles, quiénes los pasivos. Y si llegado un punto, aquello no te gusta, recuerda que tú decides cuando te marchas.

Limpieza

Obviamente, no hace falta decir que a una orgía hay que acudir en unas condiciones higiénicas, a no ser que a los participantes tengan algún tipo de fetichismo. Y huelga de decir que en el caso de los pasivos o versátiles, no está de más una lavativa antes del encuentro. Tampoco, comer comidas demasiado pesadas. Es mejor que no haya sorpresas durante el acto.

Sexo seguro

No hace falta decir que es importantísimo protegerse. En una orgía nunca deben faltar decenas de preservativos y mucho lubricante. Tampoco está nada mal incluir algún que otro juguete sexual. Pero eso ya es a gusto de los participantes.

Drogas

Volviendo un poco a los límites, en la mayoría de las orgías siempre hay alguna que otra droga. Y nuevamente tú decides hasta donde llegar. No está nada mal probar algo de popper para ayudar a la penetración. Pero nunca es buena idea probar algo nuevo en una experiencia de este tipo, a no ser que los otros participantes sean de tu máxima confianza.

Tranquilidad

No seas ansioso. No quieras hacerlo todo de golpe. Estate tranquilo. Hay tiempo para todo. Disfruta. Prueba esto, aquello. Respira. Tómate una copa. Conversa. Mira. Sigue tu instinto. Únete a unos, a otros.

Rechazo

En este punto, no te vengas abajo si alguien te rechaza. No todo el mundo está dispuesto a todo, ni quiere tener sexo con todos. De hecho, estadísticamente hablando, siempre se será rechazado alguna vez durante la orgía. En este caso, acéptalo y dedícate a otros con los que conectes mejor.

Móvil

Y, por último, apaga tu móvil. No dejes que ningún actor del exterior arruine esta nueva y excitante experiencia.

Click aquí para cancelar la respuesta.