Cómo comportarse en un club swinger y que no te echen

Lo sabemos, para todo hay una primera vez y esta va a ser tu primera incursión en el mundo swinger: vayas o porque te apetezca unirte a la fiesta, o porque quieras solo mirar, debes saber que aunque tú pienses que esto pueda ser Sodoma y Gomorra en un club swinger también hay reglas. Sí. Y de hecho, todo lo que allí se lleva a cabo se basa en el respeto. Así que mejor ir prevenido antes de traspasar las puertas de estos locales.

Te decimos cuáles son las reglas básicas para que sepas cómo comportarte y el primer consejo que te damos es que, si es tu primera incursión en este ambiente, te decantes por un local que lleve años abierto, que cuente con experiencia. Los responsables de las relaciones públicas de estos establecimientos suelen conocer a su público así que ante una cara nueva, la tuya, te explicarán el funcionamiento, te enseñarán el local y a buen seguro, te contarán brevemente las normas:

Primera regla del mundo swinger: un No es un NO. Y no se insiste, ni se pregunta por qué, ni se intenta más tarde a ver si han cambiado de opinión. Si la chica o chico o la pareja ha cambiado de opinión, te lo hará saber. “No es una cuestión de consentimiento, de conseguir que digan sí y a partir de ahí todo vale. Es partir del consenso, del deseo, de que tienen ganas de decirte que sí. El consentimiento se puede acabar dando por presión, por no querer llamar la atención, por creer que no se puede decir que no, por las expectativas que se cree que tiene el resto… Es mejor que se vea un deseo claro y, si no, ¿por qué insistir e insistir?”, comenta Miguel Vagalume, del colectivo Golfos con principios.

Si eres tú el que tiene que decir no, sé amable y cortés. Aunque no interese tener sexo con esa persona no hay que responder como un cardo borriquero: un “no, gracias”, amable es siempre de agradecer.

– Mejor no beber en demasía.

– “Si es la primera vez que vas, no acabes haciendo lo que crees que “tienes” que hacer. Es mejor quedarse con las ganas y repetir otro día, que ir un día, ir más allá de lo que se quería y lamentarlo después”, añade Vagalume.

Sexy young couple kissing in the jacuzzi
Normas de higiene: seamos limpios, lleguemos en perfecto estado de revista a los sitios y si vas a usar el jacuzzi o la piscina común (muchos de estos locales los tienen), pásate antes por la ducha (que también tienen).

Preservativo: siempre, siempre, siempre.

– Si vas en pareja, evita situaciones en las que creas que tu compañero/a puede sentirse incómodo/a. Se trata de que ambos disfrutéis de la experiencia swinger, aunque lo deberíais haber hablado antes. Sin presiones, en confianza.

Click aquí para cancelar la respuesta.