Cinco juegos de mesa muy eróticos (para usar sobre o bajo la mesa)

No estamos hablando que recuperes lo de beso o atrevimiento, aunque también (existe uno en versión hot), sino de que des vidilla a tu relación de pareja, que ya lleváis unos cuantos años de convivencia. O que les des calor, y color, a esa tarde muerta de domingo en la que no apetece salir de casa ni tampoco, ver una película. ¿Alternativa? Hay muchas pero este artículo va de una muy socorrida para matar esas tardes vacías de actividades: los juegos de mesa. Y no nos referimos a que eches una partida de Parchís o de Trivial con tu chico/a, sino que te hagas una de un juego de sobremesa hot. ¿Acaso pensabas que no existen? Pues los hay, y variados, para todos los gustos. Hoy te animamos a que seas un ludópata del erotismo. ¿Juegas?

sexpert

Sexpert: el Trivial del sexo. No te van a preguntar por cadenas montañosas ni por capitales del mundo, pero sí hay cuestiones sobre qué es el jelqing, un coregasmo, o de dónde viene el nombre del famoso punto G. Con este juego no solo entrarás en calor sino que aprenderás cosas.

50 Positions of Bondage. Una forma divertida de iniciarse en el bondage (sí, uno de los jueguecitos que practicaba el señor Grey en 50 Sombras) con este juego de cartas que propone hasta 50 posturas y acciones: tapar los ojos, atar las muñecas (ojo, solo puede hacerse con material adecuado, la cinta de cerrar cajas en la mudanza no vale), en definitiva, ir privando sensorialmente a tu pareja.

kamasutra

Juego corazón Kamasutra. La partida ofrece 101 posturas. Con unas pinzas, cogeréis un rollito del corazón, en el que aparecerá una postura que deberéis hacer raudos y veloces (o no): la balsa del amor, la adoración, la travesía celestial… Es probable que no te suenen pero no temas, están explicadas en el juego. Existe la misma versión pero para fetichistas, por si quieres ir realizando tus fantasías sexuales.

dados

Juego de dados Lucky Love dice. ¿Te acuerdas del Simón dice de cuándo éramos pequeños? Pues aquí Lucky dice otras cosas, no aptas para menores. Tres dados, cuando los tires te dirán los lugares, las acciones y las partes del cuerpo implicadas.

Misión Íntima, edición Alto voltaje. La primera versión, de nombre Misión Íntima, es más suavecita, quizás para ir rompiendo el hielo. Alto voltaje está destinada a aquellos que ya cuentan con gran complicidad en el sexo y que buscan aventuras poco convencionales: juegos de rol, voyeurismo, dominación, fetiches, etc.

Click aquí para cancelar la respuesta.