Cinco fantasías de sexo gay que no te atreves a contar a tu novio

Tienes una relación estable, quieres mucho a tu novio, el sexo con él es genial pero sientes que te falta algo. En realidad no lo sientes como una carencia, pero sí como un posible plus que te resultaría muy excitante. Se trata de tus fantasías sexuales. Todos el mundo tiene, sí, pero en este caso tú no te atreves a contártelas a tu pareja. Te inquieta pensar cómo reaccionará cuando le cuentes que te apetecería probar otras cosas que normalmente no realizáis cuando tenéis relaciones sexuales. ¿Le molestará? ¿Pensará que me aburren nuestras relaciones? ¿Pensará que ya no le quiero por querer probar otras cosas?

La confianza en la pareja es fundamental, así que, ante dudas como estas no hay nada mejor que recurrir a la famosa frase de “hablando se entiende la gente”. Estas son las fantasías sexuales que no te atreves a contar a tu novio (y que quizás deberías contarle):

Hacer un trío

Todo un clásico. Se trata de una de las fantasías más habituales en parejas homosexuales. Si no te atreves a decirle a tu novio directamente que te apetece tener relaciones sexuales con él y con otro chico al mismo tiempo, recurre a Britney Spears. La canción ‘3’ de la princesa del pop es toda una oda al trío sexual. “One, two, three, not only you and me; got 180 degrees and I’m caught inbetween”, dice su letra, que te servirá para enviar a tu chico un mensaje muy directo en forma de canción pegadiza.

Ya que has roto el hielo, aprovecha para decirle que lo de la doble penetración (que te la hagan a ti o hacérsela tú y un tercero a él) es algo que te pone mucho. Una de las grandes ventajas de esta fantasía sexual es que tu pareja no se queda fuera de ella.

Practicar sexo en grupo o hacer una orgía

Si hay algo que te pone más que la idea de hacer un trío es pensar en tener relaciones sexuales con más de dos hombres a la vez. El sexo en grupo o las orgías es algo que gustaría probar alguna vez y que no te resulta fácil contar a tu novio. En la serie ‘Sense8’ la pareja interpretada por los actores Miguel Ángel Silvestre y Alfonso Herrera protagonizan una excitante orgía (en este caso bisexual) con otros personajes protagonistas. La escena puede ser una buena aliada para ponérsela a tu pareja y hacerle un sutil “ejem, ejem” mientras la veis.

Si también te excita la idea de ser el protagonista del sexo grupal, quizás el gang bang sea otra de las fantasías que puedes comentarle a tu pareja al hilo de esta. Recuerda que la protección es muy importante en este tipo de prácticas para garantizar un sexo seguro.

Couple of gays

Ver porno con tu chico mientras tenéis sexo

Estarás pensando que es muy light, pero a las parejas más conservadoras sexualmente les puede resultar incómodo eso de ver vídeos de otros chicos teniendo relaciones mientras ellos mismos practican sexo. Propón directamente a tu chico ver una película porno juntos y lo demás irá surgiendo. Seguro que los dos os vais excitando y la cosa fluye sola.

Lo de ver porno mientras tenéis sexo es un acercamiento a otro tipo de fantasías que os vendrá muy bien para decidir si queréis dar el paso o no. Recuerda que en las películas X gays podrás encontrar tríos, orgías, bukkakes y muchas ideas que podéis comentar entre vosotros si os apetece o no llevarlas a cabo.

Tener sexo en lugares públicos

Los únicos lugares donde has tenido sexo con tu pareja son la cama y el coche. Alguna vez has oído a más de un amigo hablar de aquella noche de sexo al aire libre o cuando tuvieron sexo en el baño de una discoteca. Si te apetece experimentar eso de dar rienda suelta a tu pasión con tu pareja fuera de casa, simplemente tienes que proponerlo. A tu chico puede que le parezca excitante eso de penetrarte o ser penetrado junto a la brisa del mar, practicar sexo oral en el campo o hacerlo en los baños de ese bar de copas.

Utilizar juguetes sexuales

Más que una fantasía sexual es algo que os estáis perdiendo. Coge a tu novio de la mano e id al sexshop más cercano. Solo vais a comprar preservativos y lubricante, pero siempre te fijas en todos esos objetos que pueden hacer vuestras relaciones más excitantes. ¡Seguro que tu chico también lo ha hecho! Lanzaos a explorar hasta el fondo del sexshop. Encontrareis vibradores anales para llegar al punto G masculino, cockrings para tener erecciones más potentes y retrasar la eyaculación, masturbadores en forma de ano masculino para disfrutarlos mientras uno penetra al otro y todo un mundo de juguetes sexuales para romper la monotonía.

Tener sexo frente al espejo, grabaros mientras lo hacéis, jugar al rol de sumiso/dominante, utilizar el semen en vuestros juegos… Fantasías sexuales hay muchas. ¿Por qué no compartirlas? Con confianza y respeto sabréis qué os apetece hacer a los dos y qué no. ¡Quizás os estáis pendiendo cosas que os ponen a cien a ambos!

Click aquí para cancelar la respuesta.