Cinco consecuencias de acostarte con tu mejor amigo

Confusión de sentimientos, más alcohol de la cuenta o un simple calentón son algunas de las excusas más repetidas. Acostarte con tu mejor amigo/a puede parecer muy cómodo y natural, por la confianza que os une y por el número de ocasiones que os encontraréis a solas. Pero ojo: es una decisión con consecuencias, tú valorarás si buenas o malas. Estas son las cinco más comunes.

1. Falsas esperanzas
Es habitual que, después de caer en la tentación, uno de los dos salga peor parado que el otro. La mayoría elegimos a nuestros mejores amigos por la admiración que sentimos hacia ellos: nos gusta su mente, nos divierte su humor y sus valores encajan con los nuestros. No es difícil confundir sentimientos, mezclarlos, y avanzar hacia el deseo de compartir nuestra vida con esa persona. Si no es un anhelo correspondido, el sexo solo contribuirá a generar falsas ilusiones y, si además se prolonga en el tiempo con encuentros esporádicos, impedirá que el implicado más entregado continúe con su búsqueda.

2. Perderás a un confidente
¿Cómo volver a hablar, después de lo ocurrido, de la nueva persona que está en tu mente o de aquella con la que has intimado la pasada noche? Vuestras conversaciones sobre amor y sexo no volverán a ser las mismas. Existen nuevos datos, sensaciones y sentimientos que suelen ser incompatibles con comentar abiertamente las oportunidades sentimentales que nos van surgiendo. De hecho, tal vez evitéis manifestar opiniones que antes intercambiabais con naturalidad.

Close up of loving couple riding on bike

3. Habrá momentos incómodos
Es probable que esta nueva situación modifique vuestras muestras de afecto. Surgirá el temor a que lo que antes era un abrazo inocente o un beso amistoso sea confundido con algo más. Puede que os sintáis violentos en muchos momentos y que la relación se enfríe por miedo a malentendidos. Si habéis decidido que lo que ha sucedido no volverá a repetirse, aseguraos de que ambas partes lo tengan claro para resetear y volver a relacionaros con normalidad.

4. Llegarán los celos
Tendrás que decidir si cuentas a tus nuevas parejas lo ocurrido con ese amigo o amiga especial. Si eres sincero, es posible que quien sale contigo no comprenda vuestra peculiar relación. Por muy claro que tenga que entre los dos no volverá a surgir nada, las situaciones incómodas serán inevitables, tanto si quedas con tu amig@ a solas como si coincidís los tres. Tienes que comprender que esa normalidad que quieres darle no será entendida ni comprendida por todo el mundo.

5. Rechazo a todas tus parejas
Es probable que quien hasta ahora escuchaba y comprendía todas tus dudas sentimentales no sea, a partir de ese encuentro sexual, igual de objetivo. Inevitablemente, se comparará a sí mismo con cada pareja que le presentes, especialmente si fuiste tú quien decidió poner freno a lo que pudiera surgir entre vosotros. Se preguntará por qué la nueva persona sí y él/ella no, y buscará todos los fallos y críticas que le permitan elevar su amor propio. Sensaciones y sentimientos complicados que solo el tiempo puede devolver al momento previo al sexo.

Click aquí para cancelar la respuesta.