¿Ayunar para tener mejor sexo?

Comer es uno de los placeres de la vida, pero eso no es lo único que comparte con el sexo. De hecho, parece que el sexo y la comida, más allá del hecho de que haya o no alimentos con poderes afrodisiacos, podrían tener una relación mucho más directa.

Según afirma Jesús Domínguez, naturópata asesor de MiAyuno , el ritmo de vida cada vez más rápido y estresante provoca que “fisiológicamente nuestro organismo produzca hormonas de estrés (cortisol, adrenalina,..)  y hormonas sexuales (estrógenos y testosterona) a partir de la misma molécula, que no es otra que el colesterol, lo que favorece el sufrir problemas hormonales que condicionan, entre otras situaciones, una disminución de la libido”.

Sin embargo, esta disminución del deseo sexual no solo afecta a la esfera de la pareja, sino también a nuestra alimentación. “En esta situación tan común, la única fuente de placer que nos queda es la comida, que además es de muy fácil acceso,  y por eso mucha gente, conscientemente pero también de un modo inconsciente, intenta compensar esa falta de placer con la comida”.

eating healthy food

Es decir, que cambiamos el sexo no solo por chocolate, sino por exceso de carbohidratos y grasas, para paliar nuestra ansiedad.

En este sentido, el experto insiste en que ante esa falta de satisfacción sexual, intentar compensar el mismo a través de la comida puede acabar acarreando problemas de salud, además de una gran insatisfacción a medio plazo. “Desde un punto de vista fisiológico el sexo y comer son junto a la sensación de ‘poder’ (entendida como la sensación que tenemos de poder hacer cosas que nos gustan, en lugar de hacer cosas que debemos hacer) las tres fuentes de placer que tenemos. Solo la comida no puede compensar las otras dos, para vivir con bienestar físico y emocional”.

La segunda cuestión es que recuperar la libido no solo depende de salir de la rutina sexual, sino que igualmente pasa por mejorar nuestro estilo de vida, para que al estar menos agotados, vuelva a activarse nuestro deseo de forma natural. De esta forma, si tenemos una buena vida sexual, al estar más satisfechos con esta esfera, será más fácil poder comer más sano.

Así, tal y como expone Domínguez “para recuperar rápidamente la libido puede recomendarse un proceso de ayuno guiado por profesionales, de una semana de duración, en la que se tienen en cuenta  también aspectos como la dieta , la actividad física, y el respecto de los biorritmos, por ejemplo, mejorando nuestras horas de sueño”.

En cuanto a los alimentos que pueden tener una relación más directa con nuestra libido, el experto en nutrición menciona que “hay alimentos que favorecen tener un mejor equilibrio hormonal y por lo tanto mejoran la libido,  como pueden ser, a grandes rasgos, aquellos que contienen altos niveles de Zinc (mariscos, pipas de calabaza,..) que actúa como precursor de la testosterona para el hombre y de progesterona en la mujer”.

Asimismo, Domínguez afirma que, para recuperar no solo el deseo, sino en general nuestro nivel de energía y las ganas de afrontar el día a día, lo que incluye también nuestra agenda sexual, “también  habría que citar aquellos alimentos considerados adaptógenos, como por ejemplo la maca o el gingseng”.

Click aquí para cancelar la respuesta.