Así son las sexparties para ricos (próximamente en Barcelona)

Sofisticadas, inquietantes, perturbadoras, misteriosas, morbosas… eso transmitían las famosas escenas de las orgías de la película Eyes Wide Shut de Stanley Kubrick. Unas fiestas sexuales de hombres y mujeres desnudos y enmascarados dados a la sicalipsis, en lujosos espacios con una estética elegante y decadente.

Esas enigmáticas imágenes cargadas de erotismo tal vez hayan inspirado a las sexparties de verdad. Al menos, las que organiza Emma Sayle a través de su web Killing Kittens. Las fiestas de esta empresaria, amiga de pupitre de Kate Middleton, también se celebran ocultando la identidad bajo máscaras y con chicas de cuerpos esculturales y jóvenes. Son algunos de los requisitos para acceder a estas elitistas juergas en las que el vicio y el fornicio campan a sus anchas. Vamos, que si la vida no te ha agraciado con una cara bonita y vas un pelín por encima de peso, olvídate de estas fiestas, no te van a seleccionar.

Swingers y mujeres solteras
A estas orgías solo pueden asistir parejas (novios o simplemente amigos) y mujeres solteras, normalmente actrices, modelos y ricas, a quienes les aseguran total privacidad: a todos se les requisa el móvil a la entrada. Las féminas mandan, solo ellas pueden proponer sexo, ellas deciden si quieren algo más que mirar e intercambiar fluidos e incluso, antes de la fiesta, deben dar el visto bueno a los hombres emparejados.

“Al entrar en la comunidad Killing Kittens formas parte de la flor y nata de la aristocracia sexual del mundo”, explican en la web desde la que también se accede a una exclusiva red social de ligoteo, llamada The Litter Box (literalmente, gatera para gatos), en una versión gratuita y otra premium por 10 libras al mes. Pero avisan: pertenecer a esta comunidad no da derecho de acceso a las fiestas o eventos de Killing Kittens, para esto hay que solicitar ser miembro KK Club o Silver Club. Este último es solo para personas “mayores” de 45 años.

Jealous Lovers

Lugares y “amenities” de ensueño
Killing Kittens organiza distintos tipos de fiestas, algunas más light, como la prevista en Barcelona para el 1 de septiembre (70 euros ellas, 180 las parejas), todas siempre con gente bien, en entornos de lujo (yates, ostentosas casas de campo, mansiones, hotelazos, castillos…) y amenizadas con botellas del mejor champán, exquisiteces culinarias y cuencos rebosantes de condones por doquier.

“A estos guateques perversos van jóvenes y atractivos previamente evaluados. Están bien organizados con fuertes medidas de seguridad y en secreto. En un elegante ático con habitaciones para divertirse, bañeras de hidromasaje y barras para beber. Todo el mundo viste de traje y vestidos de fiesta (hasta que se inicia la perversión) y con máscaras para mantener el anonimato como en Eyes Wide Shut”, cuenta en Reddit alguien apodado Dangerous_Pervert, quien explica que asistirá por primera vez como pareja a una de estas fiestas y pregunta a otros usuarios de esta plataforma si las conocen.

No tan chic como parece
Justyrthrowaway ha asistido a varias y contesta que son unas fiestas increíbles, una experiencia totalmente loca a la que tiene que ir. Y le da algunos consejos, pero nada glamurosos. Aconseja que se lleve ropa que no le importe que se quede para el arrastre y también de recambio porque con tanto semen suelto no hay prenda que lo aguante. Lo mismo con la máscara, una buena de buena calidad y que se limpie fácilmente, si no quiere descubrirse. También, recomienda medidas higiénicas como lavarse las manos antes y hacerse una prueba ETS después.

Pero las más importantes para ella son las dos recomendaciones finales: que se aseguren de estar psicológicamente preparados para la experiencia (los celos pueden aflorar) y que nunca pierda de vista a su pareja, que se pongan de acuerdo a dónde ir cada uno, si es que quieren estar separados, y en todo momento sepan por donde andan, que con tantos swingers  en acción puede que no mole nada sentirte solo.

Click aquí para cancelar la respuesta.