Así se tatúa un pene

Ya sabes que de un tiempo a esta parte, los tattoos están de moda: pequeños, grandes, uno solo, medio cuerpo tatuado, en sitios más visibles, en otros más discretos… Y hablando de sitios discretos, los genitales son unos de los que menos se muestran, ¿sabías que se puede, por ejemplo, tatuar un pene? Hoy te contamos el proceso de la mano de F., un chico que lo vivió, y nunca mejor dicho, “en sus carnes”. Él se lo hizo con tan solo 22 años: “Buscaba tatuarme en un sitio discreto, que no se viese todo el tiempo y la tatuadora, que era amiga de confianza, me planteó por qué no hacerlo ahí. Ella quería practicar con tatuajes en esa zona así que le serví un poco de conejillo de Indias”, confiesa. En concreto se tatuó el kanji de katana: “Siempre me ha gustado la simbología y mitología samurái, ese kanji además es bastante sencillo y elegante. Es un tattoo pequeño”, añade.

También hablamos con su tatuadora, Pau Beyondskin.

¿Se solicitan mucho este tipo de trabajos?
“Es algo poco frecuente pero sí se solicita. He de confesar que más mujeres se tatúan los genitales que hombres, especialmente, mujeres de edad madura. Llevo tatuando estas zonas desde hace 13 años”, explica Pau.

¿Debe hacerse con pene erecto o en estado de reposo?
“Erecto. La piel ha de estar totalmente estirada durante todo el proceso, como con tatuajes en el resto del cuerpo. Y no es algo muy sencillo mientras te clavan agujas ahí durante hora y media”, explica F.

Tattoo machine dark background

¿Duele más que en otras zonas del cuerpo?
“No necesariamente: yo tengo otro tatuaje en la espalda, en la columna, que me pareció más doloroso que el del pene. También, el de la espalda es mucho más grande y está hecho directamente sobre hueso”, dice F. “Es un proceso que requiere más confianza con el tatuador, ya que el cliente tiene que exponerse a una “operación artística” en una zona delicada del cuerpo, y siempre hay que hacer que se sienta seguro y cómodo”, añade Pau.

¿Los cuidados del tattoo del pene son similares a los de otros tattoos?
“Sí, bastante parecidos, mismo cuidado, extremar la higiene. Tiene la ventaja, eso sí, de que no tienes problema para taparlo que no le dé la luz del sol directamente en los primeros días”, según F.

¿Cuánto se tarda?
“Al igual que en cualquier otra zona del cuerpo, depende del tamaño y de la complejidad del diseño, también de la resistencia de la piel al introducir la tinta, y desde luego, de la capacidad de soportar el dolor”, comenta Pau.

¿No genera problemas de cara a las relaciones sexuales?
“No. No tuve relaciones durante la época en que me lo hice pero según me indicaron, convenía esperar de una a dos semanas a que cicatrizara bien y dejara de exudar tinta. Una vez cicatrizado no hay ningún tipo de problema, con o sin condón. La tinta, al estar ya debajo de la piel, no provoca ninguna reacción alérgica a la otra persona”, añade F.

Imaginamos que el tatuaje cambia de forma según el estado del pene..
“Sí (ríe), en estado de reposo, al estar la piel comprimida, apenas se distingue el kanji. Es cuando está erecto que empieza a verse. En mi caso además, está en la base del pene, por la parte interna, de tal forma que de frente, en reposo, no se puede ver”.

¿Se puede tatuar cualquier parte del pene?
“Sí. Hay gente que se ha tatuado desde abajo hasta el glande, todo el miembro al completo”, dice F.

¿Cómo pudiste mantener la erección mientras te lo hacían, tiraste de porno?
“Es una pregunta que siempre acaban haciéndome. No usé porno ni nada, trataba de concentrarme en tenerlo erecto. Cuando el aguja dolía demasiado y bajaba la erección, pues me tocaba hacer un poco de “trabajo manual” para volverlo a tensar”, finaliza.

Click aquí para cancelar la respuesta.