Así influye la luna en tu menstruación

Siempre se ha hablado del influjo de la luna en el comportamiento y las emociones de los humanos. De hecho, ha dado lugar a la palabra lunático porque en tiempo de los romanos se perpetraban más delitos durante la noche de luna llena. Pero con las mujeres existe una conexión especial porque se da la coincidencia de que la duración de la fases lunares es de 29,5 días, mientras que el ciclo menstrual son 28, aunque todas sabemos que no es una ciencia exacta y los mismo puede presentarse antes o después de ese tiempo. Y hay quienes piensan que así como la Luna rige sobre las mareas del mar, también sobre la menstruación. ¿Qué hay de cierto en todo esto?

Se han elaborado varios estudios sobre el tema y algunos sí han encontrado relación y otros no. En la década de los ochenta, la ginecóloga Winnifred B. Cutler estudió la influencia de la luna en el ciclo reproductor con 312 mujeres. Al 40 % de ellas les vino la menstruación en un plazo de 2 semanas alrededor de la luna llena. Incluso si sus reglas eran irregulares, todas tendían a ovular durante la fase oscura del periodo lunar, esto es, cuando la luna está de espalda al Sol en el cielo y no se ve desde la Tierra. Otro estudio con 826 mujeres, de edades entre los 16 y 25 años, encontró que casi un 30 % tuvieron la menstruación alrededor de la luna nueva.

Sin embargo, en estudios grandes, no queda clara esa influencia: Clue, una de las apps más populares para el seguimiento del ciclo menstrual, analizó 7,5 millones de ciclos menstruales (de 1,5 millones de personas) y no vio relación entre ovular alrededor de la luna llena ni tener el período aproximadamente en luna nueva, que son las creencias más extendidas.

Sanitary pad.

“La duración media global del ciclo menstrual es de 29 días y la del ciclo lunar 29,5 días. Estadísticamente hablando, con una distribución aleatoria de las fechas de inicio del período, aproximadamente 1 de cada 2 mujeres tendrá su período de inicio ±3 días a partir de la luna llena o nueva”, explica el responsable del estudio de Clue.

Aun así, algunas personas sí encuentran correlación, pero se ve alterada por factores externos que inciden sobre el ciclo menstrual. Se dice que cuando las mujeres vivían al aire libre, lo normal era ovular en la luna llena y menstruar en luna nueva. Pero con la vida moderna y el nuevo estilo de vida, esta sintonía se ha perdido.

Por esta desconexión con la naturaleza, se han creado rituales para sincronizar el periodo con las fases de la luna, algo especialmente recomendado, dicen, para regularizar la regla, sentirse con más energía y suavizar el síndrome premenstrual, entre otros beneficios. Es más, hasta existe una teoría anticonceptiva, desarrollada en 1971 por Louise Lacey, llamada “Lunacepción”, basada en la relación entre la luz reflejada por la Luna y los ciclos menstruales femeninos. Hizo experimentos con ella misma, siguiendo un método basado en dormir con una iluminación que imita las fases lunares, y logró regularizar su menstruación. A ella sí le funcionó, otras mujeres puede que no. Así que nada mejor que lo compruebes por ti misma, si es que estás interesada. Pero si lo que buscas es evitar un embarazo, lo mejor, acudir al ginecólogo y él te indicará cuál es el método anticonceptivo que más te conviene.

Click aquí para cancelar la respuesta.