Así es la primera terapia sexual con realidad virtual

La realidad virtual está revolucionando el porno. Es una de las tendencias que se van a imponer en el sexo del futuro, como un entretenimiento inmersivo. Consiste en ponerse unas gafas VR (Oculus Rift, Samsung Gear VR, Google Cardboard, HTC Vive…) para visualizar los contenidos hot que ofrecen un buen número de compañías (Naughty America VR, BaDoink,  VR Porn Times,  Virtual Porno 360 y Virtual Real Porn, entre muchas otras) y disfrutar de experiencias sexuales más realistas que con una película convencional, especialmente cuando están sincronizados con juguetes sexuales (por ejemplo, Nora y Max de Lovense) o cuando puedes interactuar con conocidas estrellas del porno. ¿Resulta más placentero? Pues eso dependerá de cada uno, pero lo que es seguro es que es algo completamente diferente.

Las cifras avalan el auge de la realidad virtual en la industria pornográfica. En 2016, las ventas de dispositivos VR alcanzarán los tres millones en todo el mundo, según un estudio de Juniper Research. Para 2020, estima que aumenten hasta los 30 millones. También Google ha notado ese interés creciente: este verano se incrementaron un 10% las búsquedas de contenidos VR hot.

virtualsexology

A la vez que despega el porno VR, esta tecnología también se está utilizando con otros fines sexuales: mejorar las relaciones en solitario y de pareja a modo de terapia. La iniciativa, la primera de este tipo en el mundo, se llama Virtual Sexology y está desarrollada por BaDoink, una de las compañías de entretenimiento para adultos, como un servicio más para sus suscriptores. Las “clases” o sesiones terapéuticas están diseñadas por el sexólogo Hernando Chaves, conocido por sus columnas como terapeuta de pareja y familia en la revista Askmen y expresidente de la Society for the Scientific Study of Sexuality (SSSS).

Impartidas por conocidas estrellas del porno

Estos vídeos de realidad virtual educativos (en 180 grados), con una duración de entre 15 y 25 minutos, cuentan con unos “profesores” de excepción, las estrellas del porno VR August Ames y Tommy Gunn. Ambos guían a los “alumnos” en una serie de ejercicios, entre ellos para aprender a respirar, las técnicas Kegel para fortalecer el suelo pélvico y el método de parada y arranque para tratar la eyaculación precoz.

Para complementar algunas terapias, Virtual Sexology también es compatible con el juguete sexual para hombres Kiiroo Onyx, un masturbador portátil que simula penetraciones en tiempo real y se sincroniza con el contenido de los vídeos VR y los movimientos de los actores. El dispositivo se puede utilizar para terapias de pareja a distancia y perfeccionar el rendimiento de los hombres.

La terapia de realidad virtual ya se aplica a muchos otros trastornos, como el control del dolor, el autismo, la ansiedad, la depresión y el estrés postraumático, entre otros. Para los expertos, el curso Virtual Sexology animará a tratarse a la gente que nunca ha acudido a un sexólogo, ya que se realiza de forma privada en la intimidad de casa. Goldman Sachs predice que el mercado global de la realidad virtual (VR) y la realidad aumentada (RA) en la asistencia sanitaria llegará a cinco mil millones de dólares en 2025 y será utilizado por unos 3,4 millones de personas. Tal vez tú mismo seas una de ellas.

Click aquí para cancelar la respuesta.