Así es como reconoces que es hora de dejar al ‘novio perfecto’

En la era de los que no pillan ni en Tinder y los que sólo se preocupan por la igualdad de género cuando pueden usarla como excusa para no invitar a cenar, hay un montón de penes mediocres para elegir si estás soltera. Tiene sentido pues que cuando realmente encuentras al ‘pro-hombre’ capaz de encontrar el equilibrio entre tratarte con respeto y meterte cañita de la buena (y que encima prepara el brunch por diversión), tu primer pensamiento sea “a este no le suelto ni loca”. Pero luego está la realidad: nunca te besa sin que lo esperes, te llena el timeline de mensajes de Coelho pero no te dice “te quiero” y sus conversaciones te aburren más que escuchar una partida de ajedrez por la radio.

Romper con un imbécil es lo más satisfactorio del mundo. Tú llevas las riendas y puedes recrearte todo lo que quieras porque siempre tienes las de ganar. Pero dejar a una persona atenta y amable puede ser una decisión mucho más difícil, incluso si no hay más tu tía. ¿Cuándo es el mejor momento para separarse del ‘novio perfecto’?

1. Si te sientes cómoda con tu rutina, pero no te entusiasma

Tener una persona con la que acurrucarse en el sofá un sábado por la noche o acogerse a las vacaciones de la oficina tiene sus ventajas, sin duda. No te engañes, si te quedas con alguien que no te atrae realmente (ya sabes a lo que nos referimos), no es porque sea agradable sino porque tú también recibes algo a cambio. Evitar la soledad, por ejemplo. Una falsa comodidad que te impide reconocer qué sientes de verdad por esa persona. De acuerdo, salir de esa zona de confort es complicado, pero si vives las relaciones de los demás deseando experimentar la misma pasión con tu novio, tal vez tu historia necesite un buen giro de guión.

2. Si no quieres ser su ‘mejor amiga’

Si todos tus amigos tienen pareja y, como resultado, A) No salís juntos tanto como antes y B) Insisten en hacer planes de cuatro, volver a estar soltera puede parecerte abrumador. Te acabas de ver escuchando a tus amigos hablar de bodas, bebés y familias políticas mientras apuras ansiosamente tu cóctel, ¿verdad? A la gente le cuesta mucho ser la única persona soltera del grupo, como si esto fuera una especie de enfermedad contagiosa. La pregunta es, ¿valoras la autenticidad y la honestidad de vuestra relación por encima de estar sola o en pareja? Es el tipo de pregunta que puede ponerte a la defensiva, pero vale la pena profundizar un poquito más: ¿hasta qué punto no quieres ser ‘el bicho raro’ del grupo? O mejor aún: ¿tan buenos son en realidad tus amigos si has de tener novio para encajar?

3. Si te asusta separarte de sus ‘maravillosos’ amigos y familiares

Si es un tipo tan genial, lo más probable es que sus amigos y familiares también lo sean. En una separación, la gente suele ponerse siempre de un lado o de otro, así que deberías hacerte a la idea de que mantener a alguien ‘de los suyos’ en tu círculo social después de romper es algo así como una utopía.  Olvídate de ese fabuloso viaje en kayak con sus colegas y de whatsappear con su fantástica mamá (¿en serio hacías esto?). No tienes una relación romántica con sus amigos y su familia, sino con él, y no es bueno atar a alguien a tu lado porque no quieres perder esas conexiones sociales. Se llama dependencia, y en ninguna de sus acepciones es cosa buena. Búscate tu propia red impenetrable de amigos.

Travel couple in love taking selfie at beer bar restaurant

4. Si crees que dejarle te convertiría en un ser despreciable

Sí. Existe un estigma contra las mujeres que abandonan a los buenos hombres. No hay más que ver cualquier comedia romántica que termina con la protagonista quedándose con ese dulce amigo que la ha estado esperando todo este tiempo. Ya es hora de cambiar el final de la película, ¿no crees? Poner fin a una relación con un hombre al que tus amigos admiran y que tus padres aprueban puede hacerte creer que serás la nueva villana de la historia, pero nada más lejos de la realidad. Recuerda que tus amigos y familiares no tienen que acostarse con él ni pasar toda la vida en una relación insatisfactoria. Sus suposiciones se basan tan sólo en vuestras fotos de Instagram y en las conversaciones de la cena, ven vuestra realidad detrás de un tupido velo. Además, nadie que te quiera bien se pondrá en tu contra. Y si lo hace, quizás sea el momento de cerrar también con esa persona.

5. Si nunca has discutido sobre algo realmente importante

¿En serio? ¿Y cómo has aguantado? Una gran parte de por qué este tiempo juntos parece haber sido tan perfecto puede tener que ver con la forma en que discutís. Si nunca lo hacéis, o si las peleas siempre terminan con él aceptando rápidamente las cosas en tu favor, es señal de que vuestra relación no es tan buena como piensas. La ausencia de conflicto en una relación indica que no se está actuando con autenticidad o integridad. Algunas personas evitan los conflictos porque expresar discrepancias supone un desafío. Es un acto de cobardía, incluso una manera de demostrar que no le importa lo suficiente lo vuestro, pues ni siquiera se esfuerza por solucionar las diferencias. Si nunca habla de sus problemas contigo también podría sentirse secretamente insatisfecho en la relación. No discutir nunca hace la vida social mucho más agradable, pero de puertas para dentro es un auténtico fake. Tenlo en cuenta.

6. Si estás más preocupada por hacerle daño que por ser feliz

Incluso si reconoces todo lo anterior y estás totalmente lista para separarte, todavía queda el factor de ver la reacción de su rostro cuando le des la noticia (porque sí, DEBES hacerlo en persona). Causar angustia a un tipo que ha estado a tu lado en tiempos difíciles y que puede que sea una de las personas más buenas que conoces va a hacerte sentir cruel, culpable y despiadada. Ve haciéndote a la idea. La lealtad puede hacer que la ruptura sea aún más difícil, pero al final del día, quedarte con alguien a quien ya no amas no estará ayudando a ninguno de los dos. Es infinitamente mejor cortar por lo sano antes de que pasen los años, os mudéis juntos u os caséis. Y ni qué decir tiene lo de tener hijos para ver si la cosa mejora. Si de una manera u otra sabes que te irás, ¿lo harás más tarde o lo harás ahora?

7. Si sigues diciéndote que nunca encontrarás a alguien tan bueno

Todos los nuevos solteros pasan por esa fase en la que ven demasiado frívolo coleccionar citas como cromos en una app del móvil. Quedar a tomar algo con un extraño al que sólo has visto por fotos (y qué fotos) en realidad suena menos divertido cuando pasas a ser tú y no tu amiga quien lo hace. Es una etapa. Si acabas de dejar una relación con un buen tío es normal que aún tengas el listón muy alto. Que le eches de menos (el apego es peor que un parásito) e incluso que te sientas triste y abatida ante el panorama que se te presenta. Resuélvelo de una vez por todas si quieres empezar a vivir tu nueva vida. Haz una lista de los pros y los contras de permanecer juntos o separados. Incluye categorías tipo ‘factores decisivos’ o ‘deseables, pero no esenciales’ y presta especial atención a las áreas con las que prometes no comprometerte o que no estás dispuesta a permitir de aquí en adelante. Escribe todo lo que te salga, exprime los márgenes. Ahora tendrás claro cómo alcanzar tus metas, incluso si eso significa estar sola.

Click aquí para cancelar la respuesta.