Arneses para volvernos locas

Si echamos mano de la wikipedia, esto es lo que nos dice sobre los arneses:
conjunto de armas con que se guarnecía el cuerpo, armadura; sujeción de seguridad utilizada en escalada y otras actividades de riesgo; conjunto de elementos de sujeción que se coloca a animales de tiro; juguete sexual.

En efecto, en El Sextante nos referimos al último. Los arneses son muy utilizados en los juegos sexuales, entre el público heterosexual pero sobre todo, entre lesbianas. Strap-on es el nombre que se suele dar al juguete que se compone de cinturón y dildo. Hay diferentes versiones tanto de cinturones como de dildos:

– Cinturones: podemos encontrar los 2-strap o los 3-strap. Los primeros tienen dos tiras, una que va a la cintura y otra que pasa por entre las piernas. Los segundos en lugar de una tira entre las piernas tienen dos, que van por debajo de cada glúteo. Generalmente son más cómodos los 3-strap porque no rozan en ninguna parte que pueda ser delicada, deja destapados los genitales y ofrecen mayor sujeción. Además de esto, hay cinturones que ofrecen la posibilidad de cambiar unas anillas en función del tamaño del dildo y otros que vienen con un ancho fijo. Si tienes varios tamaños, te aconsejo comprar uno que te ofrezca la posibilidad de regularlo.

Dildos: hay de todos los tamaños, colores y formas que puedas imaginar. Elige el tamaño más adecuado para ti (que ni te haga daño ni que no sientas nada), dependiendo además de si lo usarás para penetración vaginal o anal. Respecto a la forma dependerá de si te gusta que tenga algún tipo de estrías, bultos, etc, o lo prefieres liso. El color, pues bueno, no es esencial, pero mejor si es uno que no te espante nada más verlo.

arnesok

Arnés con bala vibradora
Hay otros modelos en los que dentro del cinturón se puede incorporar una bala vibradora en un compartimento de fácil acceso para encenderlo y apagarlo según te plazca. Son iguales en apariencia que los strap-on, con la única diferencia de la vibración.

Arnés sin cinturón
Este es un tipo que carece de cinturón. Tiene forma de “ele” y consiste en que una se introduzca la parte más corta y penetre a la otra con la más larga. Requiere un poco de habilidad ya que se mueve más que el de cinturón y, además, la gravedad puede ir en tu contra si no haces la suficiente presión para mantenerlo puesto. Te aconsejo que, para empezar a probarlo, la que va a introducirse la parte corta se tumbe boca arriba, así no tendrá que estar tan pendiente de si se sale.

Arnés doble
Sería un arnés con el que podéis disfrutar ambas en cada extremo. La forma más sencilla para usarlo sería poniéndonos una frente a la otra, bien sentadas o tumbadas, dejando cerca vuestras vaginas para disfrutar de la penetración a la vez.
Hay otra versión del arnés doble en el que se penetra tanto vaginal como analmente, eso sí, sólo una lo podrá usar.

Plugs anales
Aunque técnicamente no son arneses, podemos incluirlos en esta clasificación ya que sirven para la penetración anal. Los hay de muchas formas y tamaños, pero lo importante es que tengan una base ancha para que el juguete no se quede dentro (el ano tiende a succionar y es importante que haya un tope). Los hay con forma de cono, los hay de bolas, o, incluso, a los que les sobresale una cola de pony. Puedes usarlos para jugar con la penetración o dejarlos puestos mientras penetras vaginalmente o estimulas el clítoris.

Ya sabes todo lo que hay que saber sobre arneses. Ya solo queda decir quién penetrará a quién.

Click aquí para cancelar la respuesta.