Ardor vaginal, ¿a qué puede deberse?

Si te estás preguntando si es normal que te ‘arda’ la vagina después de tener relaciones sexuales, la respuesta es no. Sentir quemazón dentro o alrededor de la vagina tras el sexo no es normal, lo que significa que no es algo que una persona sana debiera experimentar. Así que, venga, al médico. Pero antes, para tu tranquilidad, te contamos a qué puede deberse.

Según los profesionales, a pesar de que es un síntoma extraño, es algo que la mayoría de las mujeres sienten en algún momento de su vida. Es común y, lo que más nos importa, es tratable. La mayoría de las mujeres conocen sus cuerpos y pueden descubrir por sí mismas la causa de ese ardor, seguro que tú también, pero si el malestar persiste o causa algún tipo de incomodidad relacionada con el sexo, debes consultar a tu médico.

La forma más fácil de abordar el ardor vaginal es dividirlo en cinco categorías según la causa: infección, irritación externa, hormonas, vulvodinia y afecciones de la piel en la vulva. Sea cual sea tu caso, aquí tienes algo más de información para tratarlo:

Infecciones

Las dos infecciones más comunes que se esconden tras una sensación de ardor son las creadas por hongos y la vaginosis bacteriana o BV, que elimina el pH vaginal y puede crear una sensación de quemazón bastante insoportable. Por otro lado, ciertas ETS (como clamidia o gonorrea) también pueden producir ardor. Incluso podría ser síntoma de una infección del tracto urinario (ITU), pues la uretra y la vagina están realmente cerca. Es importante tener en cuenta que, a pesar de que los hongos son una causa común de quemazón, no es conveniente ir a la farmacia a por medicamentos para este tipo de infecciones a la primera señal de picor, porque puede deberse a otra cosa. Siempre es mejor hablar primero con tu médico e iniciar un tratamiento más específico para el problema a tratar. De lo contrario, podría resultar peor el remedio que la enfermedad.

Women with hands holding her crotch, Concept with healthcare and medicine.

Irritación externa

Al parecer esta es la causa más común de ardor vaginal, especialmente en las mujeres jóvenes y activas que no tienen tiempo que perder y corren del trabajo al gimnasio, a veces saltándose las duchas o pasando mucho tiempo en ropa sudada. Usar demasiadas toallitas o sprays vaginales en lugar de lavarse bien, por rapidez y comodidad, puede llegar a irritar el pH vaginal, lo que suele provocar quemazones ahí abajo. Otro ‘agente irritador’ son las compresas y los salvaslips, especialmente los perfumados. Incluso algo tan simple como cambiar de detergente para la ropa puede irritarnos esta zona tan delicada en un momento dado. En general, todos los productos perfumados pueden alterar el pH de la vagina y provocar sequedad, picazón y ardor.

Cambios hormonales

Los cambios hormonales no causan directamente el ardor, pero sí pueden provocar una sequedad incómoda. Ya sea por embarazo, menopausia, pre menopausia o por el uso de píldoras anticonceptivas hormonales, algunas mujeres son propensas a sufrir esa sensación de quemazón que produce la sequedad.

Vulvodinia

Si hablamos de vulvodinia ya estamos entrando en otra liga. La vulvodinia es una sensación de dolor o ardor crónico que afecta a la región vulvar y que sufren muchas mujeres con hinchazón y enrojecimiento. La conclusión es que si experimentas ardor o dolor de manera continuada, vayas a ver a tu ginecólogo. Se trata de una afección que puede resultar difícil de diagnosticar, así que no te desanimes si te lleva tiempo obtener una respuesta. Si tu médico no encuentra la razón, pide una segunda opinión.

Problemas de la piel

Técnicamente, esta quinta categoría se aplicaría a la vulva, o la piel externa que se encuentra en el área púbica alrededor de la vagina. Pero al tratarse de una zona tan pequeña es difícil determinar si el ardor comienza ahí o en otro lugar. Las afecciones de la piel, como el eccema o la psoriasis, pueden provocar picazón en la piel, y rascarse o rozarse puede llevar a que se produzcan quemaduras. Estas no son necesariamente afecciones que afecten la piel dentro de la vagina (un tipo de piel diferente a la de la vulva y el resto del cuerpo) pero sí pueden extenderse a la vulva. Si tienes este tipo de problemas de piel, tu ginecólogo o tu dermatólogo pueden recetarte algo para ayudarte a combatir a la sequedad y el picor, y evitar quemaduras.

Click aquí para cancelar la respuesta.