Anillo vaginal: todo lo que debes saber

Siempre que pensamos en anticonceptivos, dos nos vienen a la cabeza rápidamente: la píldora y el preservativo. Pero hay muchos más que estos dos y algunos muy interesantes, que quizás debieras valorar. Hoy abordamos todo lo que tienes que saber sobre el anillo vaginal.

¿Qué es?
Es un sistema de liberación vaginal, se trata de un aro de unos 5 cm. que se introduce en la vagina durante 3 semanas tras las cuales se retira y se tira. Durante ese periodo, el anillo libera progestógenos etonogestrel y estrógenos etinilestradiol, dos hormonas sexuales femeninas que pasan al torrente sanguíneo e impiden la ovulación.

¿Cómo se usa?
Una vez colocado, debe permanecer en el interior de la vagina 3 semanas. Transcurrido ese tiempo se retira y debes descansar una semana, tras la cual tienes que colocarte un anillo nuevo. Ojo: debe colocarse y retirarse siempre el mismo día de la semana y alrededor de la misma hora. La regla suele aparecer unos dos o tres días después de haber retirado el anillo.

young woman holding a birth control pills and a condom

¿Cómo se coloca?
Lo mejor para colocártelo es que te tumbes con las rodillas levantadas o te pongas de pie con un pie en alto sobre una silla, por ejemplo, busca cuál es la postura que mejor te conviene. El anillo se pliega, deberás sujetarlo por ambos lados entre los dedos pulgar e índice, e introducirlo en la vagina. Puede sonar algo complicado pero no lo es, es tan sencillo colocarlo como cuando te pones un tampón. Cuanto más profundo lo insertes, menos molestias tendrás. Para retirarlo, transcurridas las tres semanas de las que hemos hablado, basta tirar de él con los dedos índice y pulgar o engancharlo con tu dedo índice.

¿Cuál es su eficacia?
Muy alta, se puede decir que similar a la de la píldora pero al igual que ésta, no protege frente a las ITS (así que te conviene otro método de barrera como el condón). De todas formas el ginecólogo es quien mejor puede aconsejarte sobre si te conviene o no usar este método anticonceptivo. Y no hay que olvidar que durante la primera semana de su utilización convendrá usar métodos alternativos, pero no el diafragma, que está contraindicado al mismo tiempo que el anillo.

¿Lo notas al llevarlo puesto?
No, de igual forma que tampoco notas un tampón (si lo tienes bien puesto, evidentemente). Si no te sientes cómoda con él en su interior, basta empujarlo un poco más arriba. De todas formas si lo notas habitualmente, quizás debieras consultarlo con el médico y valorar otro método.

¿Principal ventaja?
Ya sabemos que la eficacia de la píldora puede verse mermada si estás tomando otros medicamentos como los antibióticos, por ejemplo. Esto no sucedería con el anillo porque su absorción es vía vaginal, así su eficacia se vería menos afectada. También tiene menos posibilidades de que olvides tomártelo (algo que sí sucede con la píldora).

¿Inconvenientes?
Es caro, algunas mujeres encuentran complicado su uso y otras lo notan al llevarlo puesto.

Click aquí para cancelar la respuesta.