Acabáramos: llega el condón inteligente

Por si no fuera poco con el móvil, el reloj inteligente o la pulsera ‘smart’, ahora llega el condón que-todo-lo-sabe. I.Con es nada más y nada menos que un preservativo más listo que el hambre y que es capaz de pasarte información sobre todo lo que ocurre cuando estás haciendo la caidita de Roma (esta va por ti, Chiquito). Hemos hablado con el propio I.Con para averiguar más sobre él.

Buenos días, I.Con, ¿qué tal va todo?  

Estoy matado. Tengo un dueño que es una bestia del sexo y, claro, no paro.

¿Es cierto que eres un condón inteligente?

Hombre, claro, ¡no ves que estoy hablando contigo! Era broma. Bueno, a ver, técnicamente no soy un condón. Soy un anillo que te pones en la base del pene y que transmite información a tu teléfono móvil.

icon2

Vaya, ¿y eres reutilizable?

Claro, claro, soy de goma y totalmente resistente al agua.

¿Vienes disponible en varias tallas?

No, soy talla única. Al ser de goma, me ajusto a cualquier tamaño. Y además, soy de un discreto… la gente no se da cuenta ni de que estoy ahí.

Ah, mira, pues esto está bien, que no se trata de tener el pene forrado de cacharros… Oye, ¿y qué puedes medir?

Pues mira: de todo. Desde la velocidad con la que empujas, hasta lo que duran tus encuentros sexuales, pasando por la frecuencia, las calorías que quemas, tu circunferencia…

O sea: como una pulserita de las que te pones para correr…

Ajá. Evitaré el chiste fácil.

icon1

¿Y qué más información das?

Pues también te digo cuanto te mide (por si acaso aún no lo supieras), la temperatura media de tu piel… vamos, soy como un libro abierto sobre tus relaciones sexuales. Bueno, lo de ver porno en Internet no lo cuento, eso sí. ¡A no ser que me dejes puesto!

Eh, ná. Pa qué. Oye, ¿y vas a pilas o con batería?

Con batería, claro. Se me carga a través de un puerto micro USB que tengo y mi autonomía durante entre 6 y 8 horas…

Pues sí que duras, jodío. Vienes preparado incluso para las sesiones más largas…

Ya ves. Ah, informo también de posibles enfermedades de transmisión sexual gracias a unos indicadores que llevo incorporados.

Tre-men-do. ¿Te puedo encargar ya?

Aún no, pero puedes apuntarte en lista de espera. Date brillo, porque ya hay casi 100.000 interesados en la web, anda.

¿Por cuánto sale la broma?

Nada, poca cosa. Por unos 69 euros soy tuyo para siempre.

A ver si vas a ser tan listo que me vas a birlar la novia…

Uy, ándate con ojo, que no prometo nada. A ver si empiezas a echar polvos cutres y tengo que mandar información al móvil de tu churri y no al tuyo…

Click aquí para cancelar la respuesta.