9 tipos de hombres de los que mejor no enamorarte

Si buscas pareja y una relación seria, huye de estos hombres en cuanto detectes algunos de estos rasgos en su personalidad elevados a la enésima potencia.  Sí, puede pasar que luego los compense con otros y a la vez resulte encantador, pero avisada estás.

1. El negativo: NO con alguien que se ahoga en un vaso de agua, que siempre tiene algo de qué quejarse, que lo ve todo negro, que piensa que si algo puede salir mal, saldrá (abonado a la ley de Murphy), que el mundo es horrible para él, que la mala suerte le acompaña. En una palabra: cenizo.

2. Narcisista: NO con alguien que se quiere más a sí mismo que a ti. Al principio sus comentarios alabándose pueden hacerte gracia y no les das importancia, así que cuidado porque no vas a saber si solo se ama a él nada más conocerle. Por lo general es un tipo de hombre muy celoso y puede ser algo posesivo. Espera el elogio constantemente y, si no lo haces, se siente herido.

3. Niños de mamá: NO cuando la relación con su madre es tan estrecha que casi no cabes tú. Enciende la alerta sobre todo con hijos únicos y progenitoras-criadas que le dan todo hecho. En el mejor de los casos, ella es una gran persona, pero en realidad no le está haciendo ningún favor a su “niño”. Sal corriendo sin pensártelo si tu chico la llama por teléfono al menos dos veces todos los días. Ñiaummm!!

4. Anticompromiso: Rasgo también conocido como filofobia, lo reconocerás por su miedo a amarte y al matrimonio. Dice que necesita independencia y su propio espacio. Sí, puede deberse a malas experiencia anteriores co
n otras mujeres, pero no se puede meter a todas en el mismo saco y debe confiar en ti. Este tipo de hombre inmaduro tiene otras prioridades que no eres tú.

casino serie

5. El megavicioso: Con buena suerte puede ser una adicción con mala, varias. En su vida hay demasiada bebida, tabaco, videojuegos, comida, juegos de azar, etc. Lo malo es que tú no puedes curarle, la motivación tiene que salir de él.  O lo asumes, o te adaptas, o le dejas. No hay más opciones, si crees que nunca va a cambiar.
6. El malaleche (o amargado): Cuando menos te lo esperas (y sin motivo justificado o por pequeñeces) arroja su cabreo contra ti, siempre está a la defensiva y no te respeta. Que no te diga que está estresado porque mucha gente lo está y no reacciona así. Mucho cuidado con estos tipos porque su temperamento puede empeorar hasta llegar a ser incontrolable y tal vez agresivo físicamente. Sé fuerte y páralo desde el principio o tal vez luego sea demasiado tarde y te haga sentir como una mierda todo el rato.

7. El tacañón: Nunca te compra regalos en fechas señaladas como cumpleaños y San Valentín, para qué tal estipendio. Le cuesta invitarte en los restaurantes y el cine (y no es porque no tenga dinero). Le molesta y no entiende que te gastes dinero en ropa y otras cosas que no necesitas. No coge el coche para no tener que pagar la gasolina y te toca a ti hacer de chofer y rellenar el depósito. Su máxima preocupación: ahorrar. Claro, las discusiones siempre son por dinero.

8. El egocéntrico: Necesita ser el protagonista y monopoliza las conversaciones. Antepone sus preferencias a las de todos los demás. Él es el primero y después el resto. Vamos, alguien con empatía cero. Cree que sus propias opiniones e intereses son más importantes que las de los demás. Puede confundirse con narcisista, pero este se caracteriza por ser vanidoso y centrar su interés en su propia persona y el egocéntrico se cree el centro del universo.

9. El donjuán: Conocido también como mujeriego, altamente seductor con todas, playboy, conquistador, womanizer. Solo piensa en ligar con otras chicas, las presta demasiada atención, se le van los ojos a las faldas. Es guapo y encantador y por eso le resulta muy fácil coquetear, mientras a ti te dice que eres el amor de su vida.

Click aquí para cancelar la respuesta.