9 reglas necesarias para ser amigos con derecho a roce

Existe la química y os lleváis fenomenal, pero solo para ser amigos con derecho a roce o FWB (Friends With Benefits) o follamigos. Esta situación es perfecta para los dos, estáis encantados, pero es muy importante que respetéis unas cuantas reglas para que esa armonía continúe:

1-Tener claro lo que es. Es decir, sexo sin compromiso emocional. No esperes que se convierta en tu príncipe o princesa de tus sueños. Por supuesto que con el tiempo y el afecto puede convertirse en algo más, pero precisamente es de eso de lo que debes huir. Si notas que tal vez está floreciendo algo por parte de cualquiera de los dos, corta por lo sano.

2-Nada de arrumacos. No sois pareja, ni siquiera tenéis una relación amorosa y no queréis llegar a serlo para nada. Así que evita abrazos, besos y otras demostraciones románticas que puedan provocar apego emocional o que poco a poco podrían dar lugar al enamoramiento. Ceñiros al sexo y punto. Nada más.

Young couple smart phone screen kiss. Florence Italy
3-Absteneros de dormir juntos. Echáis un polvo pero en cuanto se termine, nada de quedarse en la cama cual parejita. Si vais a un hotel, cada uno a su casa o al menos uno de los dos. Y si lo hacéis en tu piso, el otro que se vaya a la suya. Sí, entendemos que puede dar pereza salir en mitad de la noche, pero acuérdate, se trata de no crear vínculos que den pie a sentimientos.

4-Comunicaros lo mínimo. Lo imprescindible para quedar y ya. Nada de mensajitos preguntando “¿Qué tal tu body después de lo de anoche?”, ni de “Buenos días, ¡ayer estuvo genial!”,  ni ningún otro que complique las cosas. Solo los que sean estrictamente necesarios para veros. ¡No sois una parejita! Entre vosotros únicamente hay sexo bueno.

5-Encuentros sexuales, los justos. Volvemos a lo mismo. Si os veis casi a diario, os vais a involucrar más de la cuenta, facilitáis la conexión emocional de la que debéis huir. Tener sexo no significa que tengáis una relación, pero sí es un acto muy íntimo que une de tal manera que puede llegar a ser muy difícil separar las emociones. Mejor echad un polvo de vez en cuando.

6-No presentar a los amigos. Y tampoco a los familiares, por supuesto. Los vuestro no es una relación de pareja, así que nada de parecerlo. Cada uno que se divierta por su cuenta, sin introducir al otro en su círculo social. Volvemos a la misma idea expresada en reglas anteriores: entre vosotros solo cabe la amistad y el sexo.

7- No sentirse obligado a ir más allá. Esto es, no exigirse cosas propias de las parejas. Nada de demostraciones de cariño, ni caricias ni contarle cosas personales ni entrar en discusiones. Si alguno lo intenta, el otro que se mantenga firme en su posición y no le deje seguir. No existe ningún compromiso entre ambos, aunque con el roce los sentimientos se confunden… Ten claro que no vas a correr el peligro de perder a un buen amigo.

8-Estar abiertos a otras personas. No existe una dependencia emocional, así que tampoco os vais a cerrar a tener pareja u otro amigo con derecho a roce si se presenta. Eres libre para vivir la vida como tú quieras. Eso sí, cuando se cruce otra persona, mejor rompe con tu follamigo/a.

9-Mentalizarse de que es algo temporal. Sí, hazte a la idea de que así no vais a estar siempre. Sería algo muy normal que cualquiera de los dos conociera a alguien o se enamorara de otra persona y que, por tanto, vuestros encuentros terminaran. Si llega un punto en que los sentimientos te sobrepasan (o a la otra persona), toca pasar a la acción y deja de tener sexo, se acabó. Pasa página.

Click aquí para cancelar la respuesta.