8 señales de que el sexo con tu nuevo amante va a ser la bomba

Ni se te ocurra dejarle porque no salgan fuegos artificiales en tu dormitorio, compartir cama con tu nuevo partener está a punto de marcar un antes y un después en tus relaciones sexuales, y esto lo demuestra. Dale otra oportunidad.

1. Se toma su tiempo en los preliminares
Si tu nuevo amante no va corriendo a la primera base sino que se detiene en los juegos previos, es algo que debes valorar más. El orgasmo de película no sólo se consigue vaginalmente, sino mediante la correcta estimulación de todas las zonas erógenas. Incluso si todavía no has llegado al clímax con él, su predisposición a explorar y pasar tiempo en tu cuerpo es una muy buena señal para el futuro.

2. Durante el sexo hace preguntas
“¿Te gusta esto?”, ¿Qué puedo hacer para que te guste más?” Este tipo de preguntas en la cama sólo verifican que tu compañero es un buen amante, o al menos está a punto de serlo. El hecho de no centrarse sólo en él y que se preocupe por tu disfrute sin ningún guión aprendido, invita a pensar que también podréis tener conversaciones en profundidad sobre sus preferencias y deseos más adelante. Y sabemos que hablar siempre es bien.

3. Cumple tus deseos
Tú pides “ahora un poco a la izquierda” y, ¡sorpresa! Él se mueve hacia la izquierda. Tu compañero te está escuchando y está encantado de atender tus deseos. No hay mejor pareja sexual que esa.

Man passionately engaged in sex

4. Ha dado justo en el clavo
Felicidades, no estás durmiendo con un pez de colores, sino con un ser humano al que le funciona mejor que bien la memoria a largo plazo. Si la otra noche describiste exactamente cómo te gusta que te besen o que te chupen, y una semana más tarde, tu pareja te besa y te chupa de esa manera espontáneamente, puedes estar segura de que es de los que prestan atención no sólo en el momento, sino también en el tiempo.

5. No se toma las sugerencias como una crítica
Si tu pareja se ofende o se pone a la defensiva cuando le dices lo que te gusta en la cama, tómatelo como una señal de alerta. Cuando pone todo su ego en rendir al cien por cien entre las sábanas, el sexo pasa de ser una aventura compartida a una forma más de mostrar sus habilidades. Lo cual es mucho menos divertido para todos. Si te dice algo así como “ninguna se ha quejado hasta ahora” o “¿siempre tienes problemas para llegar al orgasmo?”, échale de la cama. Sin embargo, si te suelta perlas como “me pone que me digas lo que quieres” o “me encanta excitarte así”, prepárate para una vida sexual explosiva.

6. No le intimidan los juguetes sexuales
Si has hablado de usar juguetes sexuales con tu nuevo amante y se ha mostrado receptivos, o si él ha sido quien lo ha propuesto, indica que no va a ser tímido a la hora de probar cosas nuevas contigo. Algunas personas relacionan tu interés con los juguetes eróticos con su bajo rendimiento en la cama, y tú sabes que no tiene por qué ser ese el caso. A veces los accesorios consiguen que una dinámica sexual sea más divertida y gratificante. Y si a tu nuevo follamigo le molan los juguetes, imagina a qué otras fantasías podréis dar rienda suelta juntos…

7. Te pregunta antes de intentar algo nuevo
Vale, esto no es gran cosa cuando se trata de cambiar de posición o tocarte de una manera diferente, pero si lo que busca es llevar la ventaja la cosa cambia. Hay quienes no piden consentimiento para nada y se lanzan a lo suyo sin pedir permiso, sin importarles si eso a ti también te gusta. En el sexo, mejor pecar de ‘cansino’ que de soberbio.

8. No realiza sexo oral sólo a cambio de lo mismo
Es el tipo de tíos que van directamente abajo sin que tú lo hayas hecho antes. Así que muy bien, disfruta, porque a lo mejor no es el mejor cunnilingus de tu vida, pero su entusiasmo sugiere la voluntad de practicar hasta conseguirlo.

Click aquí para cancelar la respuesta.