8 señales de que debes anular la primera cita

El dedo se te había quedado tieso con el uso intensivo de Tinder. Pero, por fin, alguien te ha hecho tilín. La emoción te invade. Vais a conoceros. Estás deseando que llegue ese primer encuentro en el que sabrás si la magia de la química os ha tocado o no. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, algo te dice en tu cabeza que tal vez mejor pasar, que no va ser buena idea quedar. He aquí algunos motivos para reflexionar si te conviene esa primera cita con esta persona:

1-Se toma demasiada confianza. Todavía no os habéis visto cara a cara y te pide cosas como si fuera ya tu pareja. “Oye, ya que tú tienes coche y el mío está en el taller, ¿me recoges? Así luego ya de paso me acercas a recoger un libro a casa de mi tío. Y después nos tomamos algo ahí al lado, que luego tengo que comprar un regalo justo enfrente, ¿me acompañas?”. Y tú te atoras, claro. Huye al estilo correcaminos.

2-Ha cancelado la cita más de una vez. Un día te cuenta que le ha surgido algo de repente en el curro y dos horas antes anula la cita. A la segunda, te llama para decirte que mañana no va a poder salir contigo porque está en la cama con fiebre. Y piensa, qué mala suerte, oye, nunca puede. ¿Le das otra oportunidad? Inténtalo de nuevo, a la tercera va la vencida. Si lo vuelve a hacer ya no es casualidad, es señal de que no le interesas. Tú decides, pero al menos cabe la sospecha de que tal vez no le gustabas tanto como pensabas y que las milongas puede que sean su especialidad. Si no insiste en quedar, PUERTA. NO entra en tu vida.

Tinder dating app on iphone

3-No te deja proponer nada. Todo lo ha requeteorganizado sin ni siquiera pedirte tu opinión. ¿Comorrrr? No te da opción a poner otra fecha, otro lugar, otra hora. Tiene que ser a su manera y punto. Pues NO, como tú NO cuentas, contigo que NO cuente.

4- Te bombardea con mensajes de texto. Nada más levantarte ya tienes uno: te da los buenos días, y te pregunta ¿qué tal? A continuación una ristra de memes, luego toca comentarlos, claro. Se despide porque tiene que estudiar, al poco te vuelve a preguntar por algo. Jopé, a este paso le vas a tener que silenciar. Por mucho que le hayas gustado, ¿te parece normal que alguien que apenas conoces esté constantemente enviándote wasaps? De acuerdo que ese intercambio de mensajes ayuda a conoceros y a saber si existe la química textual. Pero si se comporta así al principio, ¿qué pasará después de la primera cita? Piénsalo bien.

5-Lo suyo no es la ortografía. Sí, este chico/a te ha impactado pero para mal. No es que se le haya escapado una gorda, es más sutil, por ejemplo, no distingue “a ver” de “haber” o “hecho” y “echo”… Tal vez este apartado no te importe demasiado porque tú tampoco lo dominas, y lo compensa por otro lado, entonces vale. Pero si en su perfil dice que entre sus aficiones está leer, resulta un tanto extraño que escriba mal.

6-Te suelta a bocajarro algo inapropiado que no te mola nada. Zas, sin avisar, de repente, sin sospecharlo lo más mínimo. Y no dudas en cancelar. Mejor enterarte ahora, que no estás para perder el tiempo.

7-Encuentras algo inadmisible en sus redes sociales. No soportas a la gente que… y mira por donde la que pensabas que era tu próxima cita encaja con esto que no aguantas. Más vale a una retirada a tiempo que arrepentirse luego.

Click aquí para cancelar la respuesta.