8 bulos sobre el semen

El mundo de la rumorología y los bulos es extenso: si de la comida se dicen muchas cosas que son falsas, ¡qué decir del sexo! Se dicen todo tipo de cosas y muchas veces, basadas en un total desconocimiento.

Así que sobre el semen no iba a ser menos. Por eso hoy desenmascaramos algunas “informaciones”. De la mano de la sexóloga Raquel Graña abordamos 8 bulos sobre el semen. Ahí van:

Bulo número 1: El semen es perjudicial para la salud. Pero, ¿de dónde sale esta idea peregrina? “No hay ningún estudio que demuestre que sea malo para la salud. Así que no se considera que sea malo por el contacto con la piel, ni con ser ingerido a través de la boca u otra mucosa como la vagina o el ano”, comenta la experta.

Bulo número 2: El semen no transmite enfermedades. Aquí vamos más allá de los bulos porque esto ya es tema de salud. ¿Cómo que no transmite enfermedades? Por supuesto que sí: “Sí transmite infecciones de transmisión sexual, al igual que el flujo vaginal. Las principales formas de contagio son a través de las mucosas localizadas en la boca, vagina, pene y ano”, añade.

group of sperms

Bulo número 3: No protege de la depresión. “Según Archives of Sexual Behavior, el semen contiene propiedades antidepresivas que pueden ser detectadas en el riego sanguíneo unas horas después del encuentro sexual. Esto incluye la absorción del semen por las paredes vaginales y de forma, oral”.

Bulo número 4: El semen siempre sabe igual. “El sabor del semen cambia de una persona a otra y también del momento o etapa en la que nos encontremos. Depende mucho de la alimentación, de si se fuma o se toma demasiado alcohol. Siempre es conveniente beber mucha agua y llevar una dieta equilibrada rica en fruta y verduras”, comenta.

Bulo número 5: El semen puede acabarse. “El semen se produce diariamente, por lo que a pesar de que una persona se masturbe una gran cantidad de veces o tenga relaciones eróticas con otra persona muy a menudo, siempre tendrá una pequeña cantidad de este fluido en su cuerpo”.

Bulo número 6: El semen no es nutritivo.  El semen se compone básicamente de fructosa, aminoácidos, fósforo, potasio, hormonas y prostaglandinas. “En menor proporción contiene ácido cítrico, fosfolípicos, potasio y otro tipo de enzimas. Tan solo un 10% de su composición es de espermatozoides, por lo que sí contiene altas propiedades nutritivas”. Si quieres saber más de este tema, en este artículo contamos más detalles.

Bulo número 7: Es malo NO masturbarse. “Cuando una persona no se masturba, no le pasa absolutamente nada. El semen es reabsorbido por el cuerpo al igual que los espermatozoides. Así que no existe ningún tipo de consecuencia asociada”.

Bulo número 8: Es malo masturbarse.  “Tampoco tiene ningún tipo de consecuencia negativa. Es más, aprendes a conocer tu cuerpo y a disfrutar de diferentes formas de darte placer. Así cuando conoces a una persona que te atrae siempre es más fácil guiarla hacia lo que ya sabes que te gusta. No obstante, siempre se pueden probar más cosas”, finaliza.

Click aquí para cancelar la respuesta.