7 razones para no hacerte una depilación integral

Llegan las fiestas y a todos nos apetece ponernos un poco más guapos: que si pasamos por la peluquería, la manicura, que si una limpieza de cutis, que si una depilación… Lógico: vamos a salir más, quizás tengamos una ocasión especial en mente y nos apetece estar estupendos/as. Vale: y quizás te hayas planteado una depilación integral de tus genitales, algo que también se estila mucho en verano, por aquello de los bañadores y tal. Son diversas las razones para hacérsela: porque se ve como algo más higiénico, porque consideres que a tu pareja le va a gustar más (hay mucha fantasía sobre los pubis completamente rasurados), porque es algo que se ve mucho en las películas porno (de ahí el contagio al imaginario popular….). Conviene saber que aunque pueda parecerte una tendencia, algo muy de moda, quizás no sea lo más adecuado para tus genitales. ¿Te habías parado a pensarlo?

Las depilaciones integrales no son buenas: el vello, aunque no nos guste, está ahí por algo y para algo, en este caso, para proteger tus partes más íntimas. Hablamos con la sexóloga Raquel Graña, quien nos da siete razones para no hacerte una depilación integral. Ahí van:

La primera razón para evitarla, la irritación: “Tanto si nos depilamos con cera como con cuchilla, la piel de esta zona, sobre todo la situada en los labios, es muy sensible, por lo que puede causar irritaciones, granitos pequeños y piel enrojecida. Es muy importante hidratarla”.

Close up Woman Shaving Hair on her Groin Area

El vello puede que no te parezca bello, pero protege: “Las antiguas ETS, ahora se denominan, ITS o ITG (genital). El vello púbico protege la zona de contraer infecciones, por eso existe. Cuando lo eliminamos completamente nos exponemos más tanto en relaciones eróticas como en baños públicos u otros lugares”.

¿Por qué razón real te depilas? “Muchas chicas se depilan por gustarle a su pareja, por el “qué dirán” cuando la vean en el gimnasio en la ducha, sus amigas, etc. Hay que pararse a pensar cómo te gusta a ti realmente y cómo te sientes cómoda. Es tu cuerpo, así que tú decides qué hacer con él y los demás deberán adaptarse, al igual que tú pareja. Si no, piensa… ¿cuántas parejas heterosexuales conoces que el hombre se depile de forma integral?”.

Menos vello, mayor fricción: “El vello protege esta zona, por lo que cuando lo eliminamos se ve más expuesta. De esta manera, si tienes un clítoris sensible estará más expuesto al exterior, tanto a los roces de tu ropa interior como a los de una relación erótica. Esto puede generar dolor, incomodidad y molestias”.

El vello no es antihigiénico: “Se ha extendido el mito de que es antihigiénico el vello en el pubis. Esto es mentira. Lo importante es que lo tengas limpio y cortado, como el pelo de la cabeza. Todas las zonas del cuerpo necesitan cuidados”.

El pubis es muy sensible: “Hay que tener en cuenta que la zona del pubis es muy sensible. Así que hay que tener mucho cuidado con la cera y su temperatura si se aplica en los labios de la vulva y en los testículos del hombre. De hecho, no se recomienda para nada su aplicación en esta última zona, al ser una piel muy blanda y fina. Puede causar heridas, escozor y dolor”.

Con algunos métodos puedes generarte heridas: “Utilizar objetos como las cuchillas puede crear pequeños cortes en la superficie de la zona de los genitales. Esto genera que sea más fácil contraer infecciones y que las bacterias entren más fácilmente”, finaliza.

Click aquí para cancelar la respuesta.