7 preguntas sobre sexo que deberías hacer obligatoriamente a tu pareja

No es imprescindible disponer de toda esta información nada más conoceros; de hecho, varias de estas preguntas pueden ser mal recibidas o resultar violentas. Elige el momento oportuno para plantearlas. De algunas de ellas no obtendrás respuesta hasta pasados unos meses, pero todas aportan datos interesantes para vuestra vida sexual.

Muy importante: asegúrate de estar preparada para cualquier tipo de contestación, respeta e intenta que no afecte a tu confianza ni al concepto que tienes de él como pareja.

1. ¿Cuál es tu mayor fantasía sexual?

Esta información te será especialmente útil si lo que tú chico tiene en mente es realista, y si a ti no te parece descabellado ponerlo en práctica. Si además consigues regalárselo por sorpresa, quedará agradecido de por vida. Seguro que recibes una dulce recompensa.

2. ¿Qué es lo que más te gusta en el sexo?

Muchas mujeres afirman convencidas que en el sexo los hombres son ‘sota, caballo y rey’. O han compartido cama con muy pocos o sus acompañantes se han conformado por educación, pero seguro que ni a todos les gusta lo mismo ni de la misma manera. El inicio de cada relación es un momento de aprendizaje hasta para el más experimentado. De ahí que sea tan interesante ir probando y preguntando.

Couple in love drinking coffee in coffee shop
3. ¿Qué es lo que jamás estarías dispuesto a hacer?

En el terreno sexual, los límites los pone la pareja; no hay normas. Sin embargo, es interesante tener claro dónde se sitúa la línea entre lo aceptable y lo inadmisible. Una línea que puede desplazarse según evoluciona la relación, pero siempre de mutuo acuerdo. Esta respuesta te permitirá además hacerte una idea bastante certera de cómo de abierta es la mente de tu chico para compararla con la tuya.

4. ¿Cuántas parejas sexuales has tenido?

No se trata de obtener un argumento para juzgar a tu chico por su pasado. Es importante que su respuesta no afecte a la imagen que tienes de ti misma en la cama, ni sea motivo de la aparición de complejos. Aunque un número elevado de parejas sexuales suele asociarse a una mayor experiencia, el dato puede confundirnos. Son aquellos que llegan de relaciones largas quienes suelen destacar en las habilidades más solidarias.

5. ¿Has estado expuesto a alguna ETS?

A diferencia de la anterior, es comprensible que esta respuesta sí condicione vuestros futuros encuentros sexuales. En el caso de que sea afirmativa, hay una segunda pregunta casi más importante: “¿cómo llegaste a esa situación?”. Si no tomó precauciones, es recomendable que tú extremes las vuestras. Recuerda que existen prácticas, como el sexo oral, que no terminamos de asociar obligatoriamente a un elemento protector (preservativo).

6.  ¿Te masturbas pese a tener pareja?

La respuesta te permitirá evaluar, entre otros, su nivel de sinceridad. Un alto porcentaje de mujeres sigue sin aceptar que su chico se produzca placer a sí mismo pese a tener pareja. No sólo es un hábito perfectamente normal, sino que además es saludable, como hemos comentado en reiteradas ocasiones. Y hay una segunda pregunta asociada a ésta con la que obtendrás información sobre lo libre y cómoda que vayas a sentirte en esa relación: “¿Qué te parece que yo lo haga?”. Si te juzga por disfrutar de tu cuerpo, más te vale aclararle a tiempo a qué siglo pertenece su mentalidad.

7. ¿Te imaginas compartiendo sexo con la misma persona hasta el fin de tus días?

Esta es la pregunta que requiere una mayor implicación sentimental, y que por lo tanto no tiene sentido formular al inicio de una relación. Transcurrido el tiempo oportuno, es probable que seas capaz de responder por ti misma. Si una relación abierta no está en tus planes y quieres seguir dando pasos, deberás disponer de esta información para asegurarte de que avanzáis en igualdad.

Click aquí para cancelar la respuesta.