7 cosas que necesitas saber antes de emparejarte

Cuando surge la chispa entre dos, todo es súper emocionante. En cada cita os conocéis un poco más y la cosa funciona. Esa persona cree en ti, te motiva, te inspira, te comprende y te refuerza. Formáis un buen tándem y cada vez tenéis más claro que queréis algo más serio y convertiros en pareja. He aquí algunas cosas que debes conocer antes de dar ese paso:

1-¿Te has curado de heridas anteriores? Una mochila cargada de lesiones emocionales pasadas o necesidades insatisfechas no es el mejor comienzo para otra relación. Que cicatricen resulta básico para formar una pareja más feliz, saludable y fuerte. Porque las viejas heridas pueden activarse cuando te enamoras de otra persona. Todos tenemos esa capacidad de recuperarnos. Con esfuerzo y el deseo de curarlas se puede conseguir incluso si son muy profundas. Claro, que si por ti mismo no puedes, recurre a la ayuda de un profesional.

2-Reflexiona sobre ti. El fin es que te conozcas mejor. Porque de esta manera vas a tener todo más claro tú y, por tanto, también lo expresarás así a tu pareja. Saber cuáles son los objetivos o metas de cada uno en esa relación os ayudará precisamente a ir de la mano para lograrlos. ¿Pero sabes lo que quieres? Plantéate cuáles son esas metas a largo y a corto plazo. Cuanto más sabes de ti mismo y lo que te hace feliz, más probable es que tu relación te haga feliz.

3-Algunas cosas claras desde el principio. Antes de emparejarte, cuéntale cosas de ti para saber si realmente estáis en sintonía o, si no lo estáis, al menos que ambos lo sepáis para aceptarlo (o no). Nos referimos a cuestiones como saber el punto de vista político o el religioso, lo que buscas en una relación de pareja, tu opinión sobre la fidelidad, cómo es tu relación con tus ex… y otros temas que en un momento dado pueden resultar peliagudos si no habla antes sobre ellos.

Problems in the bedroom

4-No esperes que cambie. En una relación de pareja es necesario equilibrar las necesidades del otro con las tuyas propias. Probablemente el enamoramiento inicial te ciegue y pienses que es la pareja perfecta, pero es de lo más normal que no encajéis en todo. Eso es así. Asúmelo. Lo ideal es aceptar al otro incondicionalmente, pero la personalidad de cada uno se va a imponer. En las relaciones sanas las dos personas están dispuestas a hacer ajustes por uno mismo y el otro en función de las necesidades.

5-A veces surgirá el aburrimiento. Y es completamente normal. Pasado el enamoramiento neuroquímico, no debe preocuparte si en algunos momentos parece que se ha apagado la chispa. Una relación evoluciona, generalmente se vuelve menos intensa pero a la vez más estable. Eso sí, cuando estas situaciones de tedio se repiten demasiadas veces, entonces igual ha llegado el momento de plantearte si merece la pena seguir.

6-Novios no significa dependientes. Ser pareja no implica no separarse jamás el uno del otro. Ni que nadie intente retenerte a su lado sin darte ni un respiro. A veces se confunde el amor con una dependencia emocional. Cada uno debe mantener sus intereses individuales.

7-Sigues necesitando a tus amigos. En la línea del punto anterior, no cometas el error de sacar de tu vida con quienes has compartido tan buenos momentos y están ahí siempre cuando los has necesitado. Sobre todo porque si lo vuestro no funciona, ¡a ver con quién olvidas las penas! Nadie mejor que ellos para apoyarte.

Click aquí para cancelar la respuesta.