¿69? ¡Ni hablar! Ahora lo que se lleva es el 68

Nadie duda de las maravillas de la postura de sexo oral compartido por excelencia, el 69. Una postura que, sin embargo, presenta problemas para algunas personas, como el hecho de que concentrarse a la vez en el propio placer y en el de nuestra pareja hace que al final nos concentremos a medias. Para poner fin a este inconveniente, ya está entre nosotros ¡el 68! Una postura sexual consistente, literalmente, en tumbarnos boca arriba sobre nuestra pareja, con nuestros genitales cerca de sus labios, y disfrutar cómodamente del mejor sexo oral con las manos libres para hacer las cositas que deseemos. Unilateral, sí, ¿pero por qué no centrarnos en el propio placer también de vez en cuando?

Click aquí para cancelar la respuesta.