6 razones para no abusar del salva slip


No lo vamos a negar, los salva slip nos libran de algunos desaguisados que no nos harían ninguna gracia, sobre todo en los días previos y posteriores a la regla: flujos que no controlas, totalmente inoportunos, de cantidades que escapan a lo habitual. Y por eso son muy socorridos: te pones un salva slip en la braguita y te olvidas de problemas.

Vale, todo bien, pero como sucede con la mayoría de las cosas, los abusos no son buenos. Y los salva slip, si los utilizas en exceso, puede que no le sienten bien a tu salud vaginal pero ojo que lo mismo sucede con las compresas, ¿por qué? Es importante que tu zona íntima transpire y estos métodos lo impiden: la humedad es lo peor que puedes ofrecer a tu flora vaginal porque crea el caldo de cultivo perfecto para que se desarrollen hongos y bacterias, que vienen a alterar tu ph (y a generar posibles infecciones). De ahí que abusar no sea bueno. Hablamos con la sexóloga Raquel Graña de este tema y te enumeramos las razones por las que no debieras abusar de ellos. Ahí van:

1. “No se puede utilizar todos los días porque la vulva no respira y, por consecuencia, se pueden producir picores o infecciones por no ser una barrera adecuada”, comenta Graña.

2. “La zona genital necesita que utilicemos ropa transpirable, como el algodón, si siempre la tenemos tapada con el salva slip hay probabilidad de infecciones por su humedad”, añade.

Women holding a sanitary napkin

3. “El uso continuado de salva slip también provoca cistitis e infecciones urinarias”.

4. Y, como la zona no transpira, proliferan hongos y bacterias. Danger.

5. Ojito también con los olores: “El mal olor o un olor fuerte en la zona genital también se puede acentuar si abusas de estos protectores”, comenta.

6. Además, están los productos químicos: “La mayoría suelen tener muchos productos químicos y blanqueantes”.

Como además son muy finos y no los notas en la braguita, corremos el riesgo de olvidarnos que nos pusimos uno al salir de casa… Así que mejor también, cambiarlos a menudo. Evidentemente, todo lo anterior se refiere a un uso abusivo. En todo caso, no están de más unos consejos a la hora de comprarlos: “Asegúrate de que sean transpirables; cómpralos de algodón 100% y utilízalos en momentos puntuales, no a diario”, finaliza.

Si sigues estos consejos a buen seguro no te darán ningún problema.

Click aquí para cancelar la respuesta.