6 pasos imprescindibles para arreglar una relación rota

¿Una segunda oportunidad? ¿Por qué no? Arreglar una relación rota, no nos engañemos, resulta complicado. Aunque si en vuestros corazones sentís que merece la pena intentarlo, y ambos lo tenéis muy claro, tomad nota de estos consejos que os ayudarán a empezar de nuevo. El éxito no está asegurado, pero al menos lo habréis intentado.

1-Autorreflexión (y autoevaluación). Para saber qué es lo que queréis cada uno y luego exponerlo a la pareja. Es momento de pensar en los errores cometidos (y admitirlos), de asumir responsabilidades e identificar los problemas que enturbiaron vuestra relación. Esto permitirá no volver a caer en los mismos motivos que provocaron la ruptura. Preguntas a plantearos: ¿Por qué se terminó? ¿Qué cosas fueron mal?

2-Perdonar (y pasar página). Implica el reconocimiento de que uno ha sido herido por el otro y la voluntad de liberar los pensamientos y sentimientos negativos hacia tu pareja. No es nada fácil, pero es crucial para salvar la relación. Poner sobre la mesa con honestidad los problemas (ofensas, insultos, deslealtades, infidelidades, desprecios, mentiras…) y conversar sobre ellos os ayudará a dar este primer paso hacia la reconciliación. “Mediante el perdón, las personas pueden influir en su comportamiento dejando atrás el odio, rencor o ira y tratar de motivarse para comportarse de manera más positiva con la persona que las ha ofendido”, concluye un estudio de la Universidad de Granada.

3-Comunicación, comunicación y comunicación. Si no era muy buena antes de romper, ahora sí debe serlo. Solo así os comprenderéis mutuamente. Dialogar de forma calmada, sin reprochar, simplemente con una actitud abierta a entender al otro, es la base para que retoméis vuestra relación con solidez. La escucha activa, es decir, saber escuchar, es una de las habilidades de comunicación esenciales en una pareja (y se aprende, si no la tienes de forma innata). Si alguno falla en este punto y no sabe cómo solucionarlo, recurrid a un psicólogo o terapeuta de pareja.

young couple in conflict, guy with a tablet

4-Comprometerse a cambiar. Tal vez no se trata de que el otro cambie, sino de que cambies tú. Aunque lo más probable es que necesitéis cambiar los dos. Y no solo en aquello en lo que habéis fallado. También en cuanto a actitud, es decir, tener el chip siempre en modo comprensivo, tolerante, positivo, respetuoso, empático. Ninguno sois perfectos, pero el hecho de preocuparse por cambiar ya ayuda.

5-Expresar y demostrar el amor y el afecto. Debéis intentar volver a los inicios de la relación, a la época en que os conocisteis para reconquistaros mutuamente. Recordad esos momentos pare revivir la fogosidad y la pasión originales. Pero no se trata solo de llenaros de besos y caricias, sino también de gestos y acciones que demuestran lo mucho que te importa el otro. Por ejemplo, preparar su comida favorita o un desayuno sorpresa, escribir un wasap romántico, sorprender con una escapada romántica… y cualquier gesto o acción que demuestre que se preocupa por ti (defenderte ante su familia, hace sacrificios por ti, se compromete a cosas, te apoya incondicionalmente…).

6-Paciencia. La reconstrucción no se logra en una semana. Debéis daros tiempo para restaurarla, ya que no es fácil. Si sois pacientes, veréis resultados a largo plazo y, quién sabe, con el esfuerzo y el tiempo igual lográis que vuestra relación sea mucho más sólida que la primera vez.

Click aquí para cancelar la respuesta.