5 posturas de Juego de Tronos para liberar a tu Khaleesi

Puede que no estés de acuerdo, pero (ATENCIÓN, SPOILER) la escena de sexo entre Dany y Jon es la menos erótica de la historia de Juego de Tronos. Ahí faltaba química y lo sabes. Por eso, te proponemos revivir el momento más esperado de la séptima temporada entre tus propias sábanas y que grites ¡dracarys! como Khaleesi manda.

1. Arrodíllate ante mí

A Jon Snow le costó hacerlo, pero tu chico tardará medio segundo si es para poner en práctica esta postura. Mientras se arrodilla delante de ti, aprovecha para poner una pierna sobre su hombro a la vez que te recuestas sobre la pared o sobre una superficie alta, tipo mesa. A estas alturas tu amante ya se habrás dado cuenta de que esto no es un signo de debilidad y pagará gozoso con su boca el tributo que supone rendir pleitesía a Daenerys de la Tormenta. ¿Ygritte, quién es Ygritte? ¿Cueva, qué cueva?

2. Madre de Dragones

Daenerys Targaryen, también llamada La que no Arde, Rompedora de Cadenas, Madre de Dragones, Khaleesi para todos. Prepárate para montar sobre tu dragón mientras le tienes tendido en la cama. Si quieres darle más efusividad cinematográfica a la escena, prueba a instalar un ventilador o a abrir una ventana. El viento puede avivar el fuego, ¿verdad Dany? Móntale sin inhibiciones, con el pelo azotando tu espalda, y grita ‘dracarys’ cuando estés a punto de llegar al orgasmo. Tu Drogon, Rhaegal o Viserion (mejor Viserion no, que se ha vuelto muy frío) sabrá que es el momento para escupir su lengua de fuego…

tronos2

3. Dornish style

Un verdadero trío al estilo de Dorne puede ser demasiado intimidante para tu pareja y, en cualquier caso, requiere cierta planificación. Si no tienes una tercera persona a mano, sustitúyela por un tercer elemento: tu vibrador favorito. Recuéstate en la cama y pídele a tu pareja que se ponga de pie al borde de la misma… y que haga lo que tiene que hacer a la vez que tú improvisas con tu juguete. Será un acto de agradeciendo a los dioses por lo viejo y lo nuevo. Palabra de Martell.

4. El Perro

La vieja postura del perro es también pura liberación de energía animal, cruda y salvaje. Como el personaje de Sandor Clegane. Ponte de rodillas con tu pareja detrás de ti y deja que él lleve las riendas. Permítele darte algún azote como lo haría El Perro, la intensidad la eliges tú. Y si quieres hacerlo al estilo de Poniente, apaga las luces y enciende unas velas. No te preocupes, tu chico no teme al fuego como The Hount.

5. El Trono de Hierro

Es hora de demostrarle a tu chico quién es la legítima heredera del sillón de los Siete Reinos. Siéntate de espaldas sobre él y apoya tus pies en el suelo para controlar el ritmo y la profundidad de la penetración, como la gran reina que eres. La Sala del Trono es tuya a partir de este momento. Demuestra quién es la que manda. Winter is coming… again and again.

Click aquí para cancelar la respuesta.