5 posturas cuando la diferencia de altura es considerable

Verdad verdadera: las diferencias de altura entre los dos miembros de una pareja pueden suponer un incordio en horizontal si no se tienen las nociones adecuadas. Que levante la mano quien lo crea así. Algo tan sencillo como un beso se convierte en una auténtica odisea en determinada postura, cuando uno de los dos ha de inclinarse de manera incómoda o levantar al otro del suelo torpemente. Si en el día a día la vida ya no es fácil para vosotros, cansados de ser el punto y la i, en el dormitorio la cosa se vuelve aún más frustrante cuando intentáis realizar una posición aparentemente simple, como puede ser el misionero, y no puedes mirarle a los ojos, sino al pelo del pecho.

Si bien no puedes hacer nada para cambiar tu estatura a estas alturas de la película (el Cola Cao ya pertenece a otra época), todavía puedes resolver el problema del sexo eligiendo mejor las posturas para compartir con tu compañero. ¿Qué tal si empiezas por estas cinco?

1. La serpiente

Esta postura es una excelente opción para personas de cualquier altura que buscan llegar al clímax a partir del sexo pene-en-vagina. Acuéstate boca abajo y ponte una almohada debajo de la pelvis para ajustar el ángulo de penetración. Tu pareja se pondrá sobre ti y empujará desde atrás, mientras tú juegas tranquilamente con tu clítoris para llegar al orgasmo a tu ritmo.

2. La vaquera equilibrista

Galopando a lomos de su caballo empotrador, esta vaquera gimnasta es capaz de darse la vuelta sobre el lomo del animal hasta colocarse de espaldas. Se trata de una postura que funciona bien para parejas de diferentes estaturas, pues el chico se mantiene tumbado boca arriba eliminando cualquier diferencia de altura en la ecuación. También es perfecta para penes grandes, pues permite controlar la profundidad de la penetración mientras estimulas el punto G. Simplemente monta a horcajadas sobre tu compañero y guíalo hasta el clímax mientras disfruta de las hermosas vistas de tu trasero.

Lovers in bed

3. El tablero de billar

Busca una mesa, un escritorio, una encimera o cualquier superficie que aguante las embestidas de tu pareja. Con que le llegue a la altura de la entrepierna servirá. Esta postura funciona porque te pone al mismo nivel que él y te permite mirarle a la cara y conectar visualmente, lo que sin duda aumentará la excitación. Pídele que lo dé todo mientras tú te mantienes sentada o tumbada en el borde de este tablero de billar imaginario… ¡y a disfrutar!

4. El vis a vis

Subida a horcajadas sobre las piernas de tu compañero mientras este permanece sentado sobre sus pies, formando una bonita postura que muchos llaman la flor de loto, estaréis más que cómodos para disfrutar del sexo sin acordaros de la diferencia de estatura. Esta posición también permite controlar la profundidad de penetración si tu socio está bien dotado, porque de nuevo os pone a los dos más o menos al mismo nivel. Lo mejor, que podréis miraros cariñosamente a los ojos con vuestra canción favorita de fondo hasta que la pasión se apodere del momento.

5. La cucharita de té

Si hay una postura sexual perfecta para el polvo mañanero es la de la cuchara. Aunque esta puede dar mucho de sí más allá de los momentos de vaguería extrema. Es discreta y de ritmo lento, pero cuenta con un enorme potencial para la estimulación del punto G y un fácil acceso al clítoris. Una combinación inmejorable. Túmbate de lado con la espalda pegada a su pecho y haz que él entre por la espalda. Puede que tu cabeza le llegue a la altura del pecho pero, ¿qué importa eso ahora?

6. BONUS TRACK: El perrito faldero

Si ya lo has probado y no salió bien, quizás debas darle otra oportunidad a este perrito fiel. Lleva tus caderas y rodillas a un nivel un poco más alto o colócate a cuatro patas y permite que tu compañero te penetre por la espalda. Incluso podrías aprovechar que se quede de pie mientras tú bajas hasta el borde de la cama, lo que le permitirá colocar tu vagina a la misma altura que su pene. De nuevo, este es un buen momento para jugar con el clítoris y aumentar tus probabilidades de tener un orgasmo combinado.

Click aquí para cancelar la respuesta.