5 posiciones cómodas que cambiarán tu forma de ver el sexo oral

Después de una mala experiencia, hay muchas razones para no volver a practicar una felación en la vida. Sin embargo, si eres de los que disfrutan viendo cómo tu pareja se retuerce de placer mientras le practicas sexo oral, también hay muchas razones para volver a intentarlo. Te recomendamos cinco posturas que te harán ver las cosas desde otra perspectiva, sin dolores de cuello, ángulos extraños o trabajos forzados. Estas posiciones están pensadas para contrarrestar la desidia veraniega y para que te sientas cómoda y tú también disfrutes del viaje.

1. El domingo perezoso

Tumbada de lado, coloca un par de almohadas a la altura de tu tripa y usa su torso como un colchón. En esta postura la boca te quedará a la altura perfecta para acariciar el eje de su pene sin esfuerzo mientras succionas y haces rodar la lengua alrededor de la cabeza del mismo. Es una posición perfecta para holgazanear entre las sábanas cuando te despiertas con ganas de ‘servicio completo’ pero te puede el sueño.

2. Lazy girl

Reduce la tensión en el cuello y la espalda elevando su trasero con varias almohadas, en lugar de arrodillarte y doblar la cabeza hacia abajo. También obtendrás un mayor descanso en los antebrazos si los colocas sobre sus muslos. Cuando estés en posición, prueba con un movimiento de torsión a lo largo de su miembro con las manos mientras succionas y lames la cabeza y el frenillo (esa zona hipersensible situada en la parte superior del pene), y prepárate para ver cómo alucina.

Happy couple in bedroom

3. El 69 veraniego

Hazte a la idea. El 69 sólo funciona en las películas. Es la peor postura del Kamasutra. Ángulos estúpidos, demasiado esfuerzo y poco resultado. Así que vamos a quedarnos con las mejores partes y a olvidarnos del resto. En lugar de uno encima del otro, mejor uno al lado del otro. Y en lugar de la lengua… pídele que use un vibrador. De esta manera él puede descansar y ver cómo el juguete hace su magia. Y tú podrás hacer lo mismo y además disfrutar el doble. Los dos ganáis en el 69 veraniego.

4. El rey del mundo

Si necesitas más estabilidad para hacer una felación, haz que se siente en una silla mientras tú te arrodillas delante de él. De esta manera, tendrá más apoyo al meterte entre sus piernas sin hacerle caer, que es lo que suele pasar cuando se queda de pie. Y para hacerlo aún mejor, prueba a hacer un círculo con el pulgar y el dedo corazón alrededor de la base del pene y en la parte posterior de sus genitales. La idea es que sea lo suficientemente fuerte para que la sangre se mantenga en el pene y este permanezca hinchado y sensible todo el tiempo.

5. Piloto automático

Lo último en comodidad sexual para perezosas es simplemente tumbarse boca arriba con la cabeza apoyada sobre unos cojines mientras él se queda de rodillas en la parte superior, a la altura de tu cabeza. Para no asfixiarte entre sus piernas, agárrate a su pene de manera que no puedas ir demasiado profundo y que él se quede completamente inmóvil mientras tú mueves la cabeza. Deja que él disfruta arrodillado. Nadie ha muerto nunca por unos calambres.


Click aquí para cancelar la respuesta.