14 experiencias sexuales que debes probar al menos una vez en la vida

¿Quién no ha fantaseado alguna vez, en sueños o despierto, con algo diferente y atrevido en la cama? Pues la vida es corta, aunque no te lo parezca, así que aprovéchala. Ahí van nuestras sugerencias para crear tu wishlist sexual:

1-Al aire libre. Copular en cualquier sitio de la ciudad, el campo o donde os cuadre en ese momento te da una dosis extra de morbo. Cada vez más común, existen webs con miles de lugares señalados en el mapa para hacer el amor sin que os pillen (o sí, quién sabe…).

2-En un medio de transporte. En un autobús (en la parte de atrás, sin molestar a nadie, claro), en los baños de un avión o un tren, en tu coche… El auténtico aquí te pillo aquí te mato… Cualquier lugar puede ser sexi, si te gustan los riesgos.

3-En un cine. En unos asientos apartados, en una sesión de esas que estáis casi solos… Con la oscuridad y el sonido nadie se dará cuenta.

4-En una piscina o el mar. Porque te invaden nuevas sensaciones, aunque a veces resulte mucho menos idílico que en las películas.

Love and passion hands on spring flowers

5-Sexo con un vibrador y otros juguetes sexuales. Enriquecen la relación sexual, sales de la rutina… En definitiva, disfrutas más.

6-Sexo atado. O lo que es lo mismo, el bondage, una práctica sexual muy famosa ahora gracias a los protagonistas de 50 sombras de Grey. Con cuerdas, esposas, pañuelos, cadenas…

7-Con los ojos vendados. Muy simple y a la vez muy excitante. Desactivar las señales visuales, ¡sube de nivel cualquier posición!

8-Sexo en un trío (o ménage à trois). Si no sabes cómo empezar, una alternativa es recurrir a las apps o webs específicas para este fin, como Feeld, Pure o 3nder. Ten en cuenta que si lo haces con personas desconocidas el apego será menor, pero también corres el riesgo de que no te atraiga tanto.

9-Ir a una fiesta loca de sexo. En las elitistas sexparties organizadas por Killing Kittens, solo pueden asistir parejas (novios o no) y nadie obliga a nada si uno no quiere.

10-Tener sexo anal. Piensas que contigo no va, pero quién sabe, igual cuando lo intentaste simplemente no era la persona adecuada. Y no te creas eso de que fomenta la homosexualidad, no es verdad. Eso sí, siempre con buena lubricación y relajación.

11-Ir a un club swinger. Simplemente por curiosidad, no necesariamente debes liarte con nadie si no te apetece, pero al menos ábrete a ser testigo de esta experiencia de intercambio de parejas con tus propios ojos y verás que todo es mucho más respetuoso de lo que te piensas.

12-Un polvo gastro. Los postres y dulces, especialmente, harán explosionar tus sentidos comiéndoos a besos y lengüetazos en un sabroso encuentro sexual.

13-Un maratón de sexo. Sí, lo que viene siendo encerrarte en un hotel o en tu casa durante dos o tres días para fornicar sin parar.

14-Hacer una sesión de fotos o vídeo hot con tu pareja. Salís de la rutina, revitalizáis la relación (si es que os hace falta) y las risas están aseguradas, tanto en pleno éxtasis como viendo las imágenes después. Pero, ojo, que los móviles los carga el diablo.

Click aquí para cancelar la respuesta.