12 cosas que hacen los hombres cuando rompes con ellos

Parece que el corazón de los chicos no se queda aplastado tras cortar en una relación. Pero si les miras a los ojos, verás dolor. No son tan insensibles como piensas. Así es como realmente se comportan para resetear su vida después de una ruptura.

Friends toasting with beer

1-Emborracharse con los amigos. El clásico de ahogar las penas en litros y litros de alcohol, y acompañados mucho mejor, claro. Recorren los bares en la noche, recuperando los hábitos perdidos tras emparejarse. En ocasiones, cuando alcanzan el coma etílico, llaman a su ex (normalmente a altas horas de la noche).

2-Escuchar música triste y ver maratones de películas. Ayuda mucho en el proceso de curación. Aunque es contradictorio y un tanto masoquista, ponen en bucle las canciones que oían junto a su ex.

3-Llorar en la ducha. Sí, ellos también derraman lágrimas (una o dos, por lo menos). Aunque siempre en la intimidad, nada de que otras personas les vean, no sea que demuestren debilidad y comprometan su masculinidad. ¡Pero a las chicas les gustan los hombres que lloran por amor!

4-Encerrarse en casa. Algunos chicos hacen esto durante unos días, los posteriores a la ruptura, cuando no están con ánimo para ver a nadie, ni siquiera a los más amigos. Es en este trance cuando suelen apagar el teléfono para no existir. A veces, no salen de la cama ni para comer.

5-Dejarse barba. Pero no en plan hípster, sino por el abandono de uno mismo cuando la ruptura es reciente.

6-Ponerse en forma. Una vez superados los primeros momentos críticos, toca bajar esos kilitos y ponerse manos a la obra para lucir six pack. Esto es un paso casi obligado para intentar ligar y ponerse de nuevo en modo “busco pareja”.

7-Ver pornografía. Antes ya veían, pero ahora mucho más, necesitan distraerse continuamente para olvidar y nada más gratificante y terapéutico que el sexo.
8-Renovar su vestuario. De repente empiezan a preocuparse por su aspecto físico y esto pasa por incorporar algunas prendas nuevas al armario. ¡Comienza la transformación!

9-Atiborrarse de comida basura (a domicilio). Están demasiado hundidos para ponerse a cocinar, sobre todo si nunca lo han hecho. ¡Qué pereza! Mejor tirar de app para que te llegue la pizza a casa. Esto lleva a acumular cajas de cartón y otros envoltorios y envases y crear montañas de basura que tardan demasiado en llevar al contenedor.

10-Buscar repuesto. Aplican el refrán “un clavo saca a otro clavo”. Es una manera muy habitual de actuar para llenar el vacío y, de paso, reforzar la autoestima, un tanto socavada. A veces funciona y encuentran a la que de verdad es la chica de su vida.

11-Hablar sobre su ex demasiado. La relación se ha roto, pero el vínculo todavía es muy fuerte y ella está tan presente todavía en su interior que se explayan con cualquiera que se acerque, especialmente si conocen también a la chica. Solo los íntimos soportan estas charlas intensivas con la misma protagonista.

12-Convertise en un stalker de su ex. Es decir, vigilar todos sus movimientos en las redes sociales. Vamos, lo que viene siendo cotillear su Instagram, Facebook, Snapchat, Twitter… o incluso la hora última hora de conexión al WhatsApp. Algunos psicólogos recomiendan evitarlo, pero aunque saben que puede ser contraproducente para ellos, no lo quieren evitar.

Click aquí para cancelar la respuesta.