10 cosas que notarás si tomas la píldora

La píldora es el método anticonceptivo más popular en España, después del preservativo, según la Sociedad Española de Contracepción. Previene el embarazo impidiendo que se produzca la ovulación cada mes. Si el ovario no libera ningún óvulo, imposible que este pueda ser alcanzado por un espermatozoide. No obstante, cuando te decantas por este método de control de la natalidad vas a notar efectos (buenos y malos) como los que te contamos a continuación.

1-La menstruación se regula. Sí, de hecho, en algunos casos, los ginecólogos utilizan la píldora para regular el ciclo menstrual de algunas mujeres. La pastilla se toma cada día durante 21 días y se descansa una semana. La regla viene en esa semana de descanso, normalmente al segundo o tercer día.

2-Periodos menos abundantes. Notarás que el sangrado disminuye (y es algo completamente normal). Es más, la píldora también se utiliza para tratar a mujeres con reglas muy abundantes. Es un trastorno denominado menorragia (pérdida de más de 80 ml de sangre en cada periodo), que puede generar una anemia.

3-Sangrado vaginal entre reglas. En los primeros meses en los que tomas la píldora, entra dentro de lo normal tener sangrados inesperados en mitad del ciclo, es decir, fuera de la semana de descanso. Sucede porque el cuerpo debe acostumbrarse a esa dosis extra de hormonas. Con el tiempo se regulará, así que no debes preocuparte, es algo normal.

Girl buying contraceptive pills in a pharmacy

4-Piel y pelo menos grasos. De hecho, es habitual que los dermatólogos traten el acné con pastillas anticonceptivas, porque regula la secreción sebácea. La ingesta de la píldora, a través del suministro de progesterona y estrógenos, bloquea los andrógenos (causantes del acné) que estimulan a las glándulas sebáceas. Pero que conste que solo se trata a mujeres que padezcan acné relacionado con cambios hormonales. Este proceso de equilibrar el exceso de grasa también supone una mejora del cabello graso. Claro, que si tu piel es seca, el efecto que puedes notar es el contrario, es decir, un incremento de la sequedad.

5-Náuseas leves. Es probable que las sientas al principio de tomar la píldora. De nuevo sucede porque el cuerpo todavía no se ha acostumbrado. Vamos, que es algo normal, no debes alarmarte. Si al cabo de los meses no remiten, entonces sí debes consultarlo con el ginecólogo.

6-Retención de líquidos. Está claro que este método anticonceptivo no engorda, pero a lo que sí puede contribuir es a que retengas líquidos y te notes más hinchada en general o en los senos en particular. Como consecuencia de esto puedes aumentar de peso, pero no aporta grasa. Tampoco dura todo el ciclo, en la semana de descanso disminuye esa retención.

7-Disminuye el dolor menstrual. Si padeces dismenorrea (dolor incapacitante) también es probable que el tratamiento médico que te prescriba tu ginecólogo sea la píldora.

8-Cambios en el estado de ánimo. Varios estudios relacionan la píldora con alteraciones neuroendocrinas, que afectan a las emociones. E incluso se vincula con un mayor riesgo de caer en una depresión (especialmente en mujeres de 15 a 19 años, según un estudio de la Universidad de Copenhague). Afortunadamente no sucede a todas las féminas, solo a algunas.

9-Dolor de cabeza. Se encuentra dentro de los efectos secundarios más frecuentes. Aunque para algunas mujeres que sufren migrañas tomar la píldora les alivia porque estabiliza los niveles de estrógeno.

10-Disminución de la libido. La mayoría de las mujeres experimentan un incremento del deseo sexual durante el periodo de ovulación, pero la píldora estabiliza los niveles hormonales y ese aumento no se produce, como te contábamos en este otro artículo.

Click aquí para cancelar la respuesta.